«Lo más doloroso es que estemos encontrados dentro de la propia Iglesia»

|

Valorar:
Visto 3057 veces
preload
Sor Natividad Sanz, vicaria general, y sor María Victoria Román, secretaria general, máximos cargos actuales de la orden jerónima, visitaron este miércoles el convento de Santa Elisabet/Sant Jeroni.

Sor Natividad Sanz, vicaria general, y sor María Victoria Román, secretaria general, máximos cargos actuales de la orden jerónima, visitaron este miércoles el convento de Santa Elisabet/Sant Jeroni.

28-06-2016 | Joan Torres

Las máximas responsables de las monjas jerónimas, sor Natividad Sanz y sor María Victoria Román, vicaria general y secretaria general, respectivamente, de la federación jerónima integrada por conventos de España y la India, llegaron este miércoles a Mallorca. La visita se enmarca en su interés por «allanar cualquier escollo para que sea realidad la recuperación del monasterio» de la orden en Palma, que las religiosas han dejado temporalmente para trasladarse a Sant Bartomeu de Inca.

En su agenda figuran encuentros con las personas e instituciones implicadas en una situación que ahora es de conflicto por la inmatriculación del monasterio por parte del Obispado en el Registro de la Propiedad, en 2014.

Este jueves, Sor Natividad y sor Maria Victoria serán recibidas por el president del Consell, Miquel Ensenyat, «una persona que estima la vida monástica», comentan, y de quien valoran unas declaraciones que hizo a Ultima Hora sobre que para él era «sagrado» que en Sant Jeroni estén enterradas 500 monjas. «Eso es lo más valioso, porque es nuestra historia y nuestra memoria».

En el Consell entregarán la catalogación e inventario de unas 800 piezas de los bienes muebles de Sant Jeroni, que ha elaborado el restaurador Pere Terrasa: pintura, escultura, frontales de altar y ornamentos litúrgicos. Con ello cumplen con el requerimiento del Departamento de Patrimoni de la institución, que les había solicitado este trabajo para autorizar el traslado temporal de los mismos de Palma a Inca. Además, visitarán los proyectos de Amadip Esment Fundació, entidad que el pasado día 13 les propuso formalmente un proyecto «social, cultural y evangélico» para el monasterio que incluye la restauración, revitalizarlo dando ocupación a personas con discapacidad intelectual y el regreso de las monjas.

Respecto al desencuentro con el Obispado, –las jerónimas han puesto una demanda contra la citada inmatriculación–, señalan que «nuestra venida [a Mallorca] es de reconciliación», recuerdan que «estamos en el año de la Misericordia» y lamentan que «lo más doloroso es que estemos encontrados dentro de la propia Iglesia».

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Joana Maria
Hace 6 meses

Aquest monesteri no és propietat del bisbat sino de les monjes el que pasa és que el Bisbat el va inscriure en el registre de propietat. Pero inscriure un bé que no és i que és propietat de la congregació de Jerònimes és sino un robo, un abus de poder de la jererquia sobre la comunitat religiosa. Què pasa que perque son religioses i dones han de callar o han d'esser tildades de provocar divisions en el sí de l'Esglèsia. Si es vol respetar que elles puguin realitzar la seva missió i que preguin i ofertin llocs de silenci en aquesta ciutat tan plena de renous. Respetem la seva propietat, que és seva perque qualcu els el dona perque fos d'elles.

Valoración:menosmas

maria
Hace 7 meses

Déu faci que aquest monestir tan emblemàtic i amb tants de segles d'història no desaparegui i quedi a l'abandó o convertit en un hotel o qualsevol altra cosa.

Valoración:2menosmas

manumenorca
Hace 7 meses

... mucha fe y vida contemplativa, pero cuando se toca el tema de los bienes y los dineros, la pela es la pela y dejémonos de tonterías, ¿verdad?

Valoración:0menosmas

Antonio
Hace 7 meses

La Iglesia no debería perder el tiempo por cosas materiales, debería ponerse a evangelizar, a orar, que esa fue la misión que les encomendó Jesucristo, salvar el mundo que esta de capa caida.

Valoración:0menosmas

joan de sa muntanya
Hace 7 meses

Frente a la hipocresía eclesiástica...EXPROPIACION !!

Valoración:-7menosmas

De aquí
Hace 7 meses

«Lo más doloroso es que estemos encontrados dentro de la propia Iglesia» Titulares como este, te demuestran que la educación está en caída libre

Valoración:9menosmas

Preu per preu
Hace 7 meses

Jo no sé, de veritat qui és el propietari del convent de Sant Jeroni. Però com a veïnada d'antic d'aquest edifici, des de generacions, puc dir que els meus avis (que ara tendrien més de 130 anys) deien que les propietàries del convent eren les monges, així com també de dues plantes baixes del carrer de la Porta de Mar, que eren respectivament la vivenda de l'escolà i de la donada. Quan hi havia algun assumpte a haver de parlar sobre aquestes propietats a nivell veïnal, se feia amb les monges, mai amb el Bisbat.

Valoración:10menosmas

Basta sentir-lo xerrar
Hace 7 meses

Xim siento decirte que en este caso y en el de Santa Clara, Santa Magdalena, la Concepción, Carmelitas,etc..., no es verdad. Figura en cualquier libro las compras de casas anejas-vecinas por parte de la orden que fuese para agrandarlo, también un suceso con las murallas del propio monasterio ya de los árabes,..., no mesclis ous amb caragols. Ara no mos venguis a dir que encara ses monges seran unas ocupas. Lluc és distint, sí pertany al Bisbat de Mallorca que com que estava en una situació penosa el cediren als Sagrats Cors fa dos segles, no xerram del mateix. I per cert, ja que hi som, diuen que tot lo de'n Vallespir ha estat, ben segur, una venjança del propi Bisbat per no voler claudicar o pagar-lis rendes..., serà ver? Més materialista i càprula no ho pot ser més aquesta fallera que ningú vol!

Valoración:7menosmas

Xim
Hace 7 meses

La verdad es que estas monjas me caen muy bien pero la verdad es que este convento, como muchos otros de Mallorca pertenece al obispado, lo mismo ocurre con el monasterio de Lluc, cedido a los Sagrados Corazones o el Convento de San Francisco, cedido a los franciscanos terciarios, orden distinta a la originaria. Lo que ocurre es que estos conventos fueron desamortizados y, en ocasiones, tras pasar por distintos propietarios, volvieron a la Iglesia pero no a las ordenes sino al Obispado que es su actual propietario y como tal debe figurar en el registro de la propiedad. Otra historia es el uso que se quiera dar a estos bienes..

Valoración:2menosmas

jiloca
Hace 7 meses

Yo tampoco entiendo nada.

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1