El obispo Salinas declarará como testigo en el juicio por el convento de Sant Jeroni

| Palma |

Valorar:
Visto 459 veces
preload
El convento de las jerónimas de Palma, situado en el casco antiguo, limita con cuatro calles.

El convento de las jerónimas de Palma, situado en el casco antiguo, limita con cuatro calles.

22-05-2015 | M. À. Cañellas

El obispo Javier Salinas tendrá que declarar como testigo el próximo día 21 en el juicio por la inmatriculación del convento de Santa Elisabet de la orden jerónima de Palma, conocido popularmente como Sant Jeroni. Salinas tendrá que subir al estrado porque fue quien firmó la citada inmatriculación ante el Registro de la Propiedad.

Este jueves se celebró la vista previa en la que los abogados de las partes presentaron las pruebas ante el juez, se dirimieron las cuestiones procesales y se fijó el hecho de la controversia, que es la citada inmatriculación del convento por parte del Obispado, que lo puso a su nombre en 2014. En realidad, son tres fincas urbanas cuya titularidad catastral correspondía a la orden jerónima.

Junto a Salinas tendrán que declarar también el actual vicecanciller de la Diócesis, Josep Adrover, por su condición de secretario canciller cuando tuvo lugar la inmatriculación. En razón de su cargo, era el responsable de custodiar los libros y las actas de la Dócesis, por lo que debía conocer el hecho en litigio; también lo hará Josep Augusto Estela, actual canciller secretario, y el abogado Víctor Gómez Cons.

En el juicio, Salinas deberá explicar por qué asegura que el convento es suyo desde 2014.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

lluis
Hace 4 meses

De momento la fachada tapada por los arboles en la foto sigue caída, con posibilidades de que se vuelva a caer, por ahí pasan a diario niños que van a los colegios de la zona, la 'gran solución' de poner una vallas azules ya no funciona, la gente las aparta... ¿tendremos que esperar una desgracia para que lo arreglen?

Valoración:2menosmas

Carallo
Hace 4 meses

Si el convento estuviera situado en Son Banya, seguro que no le habría interesado a nadie. Que mala es la codicia y más en Obispos y poderosillos de turno.

Valoración:10menosmas

Jerónimo
Hace 4 meses

Ya va siendo hora que se aclare este despropósito que nunca debió suceder. La sensación que queda es la de una avaricia diocesana hacia el convento de las religiosas. Expliquen los mencionados Salinas, Adrover y Estela, expliquen sí, aunque temo que sus explicaciones no podrán eliminar la sensación que nos queda de ser tres titiriteros inútiles que se metieron en un berenjenal por pura codicia y ninguna ética cristiana.

Valoración:17menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1