La sanidad privada se une para captar turismo de salud

| |

Valorar:
Visto 798 veces
preload
La medicina preventiva y la reproducción asistida son dos de las especialidades más demandadas por pacientes extranjeros.

La medicina preventiva y la reproducción asistida son dos de las especialidades más demandadas por pacientes extranjeros.

28-07-2011 | Ultima Hora

La sanidad privada de Balears ha dado un salto cualitativo en la promoción del turismo de salud como un sector estratégico en la desestacionalización y el segmento de alto poder adquisitivo. Las clínicas privadas están realizando una fuerte inversión para disponer de departamentos especializados en este mercado internacional de salud. La asociación Hospitality&Health, de promoción del turismo saludable, y la Unión Balear de Entidades Sanitarias (UBES), han formado la plataforma IB Alliance for Health para promocionar el destino. Además, algunos centros han participado activamente en Fitur Salud, lo que pone de manifiesto el creciente interés por un segmento del turismo, el de la salud, muy codiciado en el mundo entero y en el que otras comunidades llevan ventaja. El próximo evento del mes de mayo en Madrid, el International Medical Travel Summit, llevará a Govern y sector privado a trabajar juntos en la promoción de este nicho de mercado todavía incipiente en las Islas.

El turismo de salud es el movimiento de turistas que se desplazan para recibir un tratamiento médico o de wellness, ya sea como actividad principal o secundaria. Por motivos diversos -más presencia de enfermedades crónicas, aumento de la esperanza de vida, y los grandes avances en innovación y tecnología punta en todos los campos de la medicina-, cada vez más personas se desplazan por motivos médicos.

ACREDITACIÓN. En este sentido, la acreditación de los centros es el primer paso para poder alojar a pacientes del extranjero y los centros de Balears están dando un salto cualitativo en este sentido. Se trata de auditar los procedimientos que siguen las clínicas para demostrar una garantía de calidad, a parte de los controles ordinarios obligatorios. El hospital Ntra. Sra. del Rosario de Eivissa ha sido el primer hospital en obtener el sello Q de calidad turística, que otorga el Ministerio de Turismo y que auditó entre otras cosas el tener una oferta de alimentación para diferentes nacionalidades y religiones y estandarizar la documentación requerida en varios idiomas. También ha conseguido este año la acreditación de calidad ISO 9001, que ya tienen otros hospitales de las Islas. Y la Red Asistencial Juaneda ha recibido el certificado QH de calidad asistencial que otorga el Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS).

PROMOCIÓN. En cuanto a la promoción, el gerente de UBES Antoni Fuster comenta que están trabajando en diferentes acciones. “Hemos formado una alianza llamada ‘IB Alliance for Health’ con la asociación Hospitality&Health preside el doctor José María Vicens y que promociona el turismo saludable, con la que hemos puesto en marcha un blog de promoción de Balears como destino de turismo de salud. En él, personajes destacados como los doctores Miquel Fiol y Oriol Bonnín o el investigador Félix Grases se muestran partidarios del turismo de salud como palancas de la desestacionalización e impulsores de la innovación y la I+D biomédica”, explica.

Y por otro lado, destaca su principal objetivo, que es la promoción conjunta con el Govern: “Creemos que solo desde la promoción pública se puede conseguir posicionar el turismo de salud como un verdadero motor para desestacionalizar y conseguir un visitante de alto poder adquisitivo, que gasta diez veces más que uno de sol y playa, que se queda muchos días y disfruta de las infinitas posibilidades que tienen las Islas, por eso estamos trabajando con la Agencia de Turismo Balear (ATB) para diseñar la estrategia”, añade.

Precisamente, el gerente de la ATB Miquel Àngel Roig se muestra partidario de promocionar esta tipología de turismo: “Estamos ilusionados con el turismo de salud porque es un producto que encaja en la promoción de productos alternativos al sol y playa que posicionen Balears como un destino de calidad”, explica, aunque pone de manifiesto que todavía no existen datos sobre cuántos turistas llegan porque es un producto emergente y porque está entremezclado con el turismo de wellness y spa.

Asimismo, Roig explica que la ATB está trabajando para estar presentes en ferias específicas coexpositando con el sector privado y la primera cita concreta a la que asistirán “si todo va bien” será en el Medical Travel Summit 2016, una cumbre mundial de turismo de salud organizada por el grupo International Medical Travel Journal (IMTJ), que se ha celebrado ya en Dubai y Londres y este año tendrá lugar en Madrid del 24 al 26 de mayo. “De este modo, nuestro objetivo es contribuir a crear una marca de destino en este producto que de momento es emergente, y esperamos que también tenga un componente de innovación con la participación de diferentes proyectos de biotecnología. Este año también nos hemos marcado como propósito segmentar al máximo la llegada de turistas y una vez tengamos estos datos, podremos hablar de objetivos concretos en este ámbito”, puntualiza.

Para dar a conocer España en este mercado global, nació en 2014 la plataforma Spaincares (que es el nombre promocional del Clúster Español de Turismo de Salud), una colaboración público-privada que aglutina a diferentes stakeholders de todo el país, desde las clínicas a título individual hasta las asociaciones de balnearios, de dependencia, de transporte sanitario, hoteleros (CEHAY), las agencias de viaje (CEAV) y clústers o asociaciones regionales.

Varias clínicas privadas de las Islas se han asociado e incluso participaron en el diseño de la estrategia de promoción desde su creación. “En Spaincares agrupamos tres actividades, el tratamiento médico, los balnearios y el sector de la dependencia. Desde Spaincares contabilizamos que en 2015 llegaron a España 100 mil turistas de salud, que generaron una facturación de 500 millones de euros”, explica su presidente Íñigo Valcaneras. Asimismo, la página web de Spaincares cuenta con un market place donde el paciente puede escoger y contactar con cualquiera de los servicios que se ofrecen y también se han establecido acuerdos con facilitadores médicos para que se puedan poner en contacto directamente con las empresas que forman parte del clúster.

COMPETENCIA. Al mismo tiempo, varios destinos compiten dentro de la ‘marca España’. Los líderes indiscutibles del turismo de salud son la Costa del Sol, la Costa Blanca, Canarias y Barcelona, mientras que Balears no tiene apenas turistas de salud, a pesar de contar con una sanidad privada reputada y un excelente know-how turístico.

El facilitador alemán Medigo, un intermediario que gestiona las solicitudes de pacientes y los envía a las clínicas, recibió en 2015 un total de 1.500 solicitudes de tratamientos en España. Solo 30 pedían información de hospitales de Mallorca o Eivissa, interesados en implantes dentales, inseminación artificial, implantes mamarios y congelación de óvulos.

En otras comunidades ya se han creado plataformas, tanto de colaboración público privadas como exclusivamente privadas, como Extremadura Health Quality, Gran Canaria Medical, Barcelona Medical Agency, Mediterranean Healthcare de Alicante o Tourism and Health Costa del Sol. Esta última está formada por empresas privadas de Málaga y su objetivo es llegar a los 40.000 pacientes en 2017 con un gasto en la provincia de 300 millones de euros.

FITUR SALUD. Por segundo año consecutivo se ha celebrado Fitur Salud, una feria especializada en este área dentro del paraguas turístico de Fitur que tuvo lugar el pasado mes de enero en Madrid. Cuatro clínicas de Balears participaron con estand propio, Eiviluxury y Grupo Policlínica, ambos de Eivissa, la Red Asistencial Juaneda dentro del estand de Vithas, y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas y la Clínica Rotger en el estand del grupo Quirónsalud.

El objetivo de participar en un evento de estas características, recalcan los gerentes de los centros, es darse a conocer y generar contactos con los que se pueda establecer una relación más adelante, principalmente facilitadores que traigan pacientes. Se trata de un complejo proceso en el que se ven envueltos desde las clínicas hasta hoteles, residencias, empresas de transporte sanitario y las mismas aerolíneas, compañías de seguros y hasta pueden estar vinculados en la promoción los gobiernos de los países.

De hecho, es posible recibir un tratamiento en un país de la Unión Europea diferente del de origen si ambos lo ofrecen en su cartera de servicios públicos, y lo puede ofrecer tanto el sector público como el privado. Esta opción, que todavía es muy desconocida, está regulada por la Directiva Europea de Asistencia Transfronteriza, y puede ser muy atractiva para las clínicas privadas. Junto al paciente europeo, el ruso, americano y sobre todo de Oriente Medio está cada día más codiciado y la clínicas de Balears no quieren desaprovechar la oportunidad.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.