La petición de una vista por parte del fiscal abre la puerta de la cárcel a Vicens

El TSJB tendrá que decidir si aumenta las medidas cautelares ya existentes

| Palma |

Valorar:
Visto 33 veces

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al TSJB la celebración de una vista de medidas cautelares para Bartomeu Vicens. La decisión del fiscal trascendió ayer por la mañana en círculos judiciales, unas horas antes de que el diputado hiciera pública su dimisión del Parlament.

Ahora mismo Bartomeu Vicens se encuentra en libertad bajo fianza, después de que el TSJB acordara en diciembre del año pasado adoptar medidas cautelares en su contra. Entonces se fijó una cantidad de 100.000 euros para que el entonces diputado eludiera el ingreso en prisión. La nueva petición de medidas cautelares contra Vicens se produce cuando ya ha tenido una primera condena, a cuatro años y medio de prisión por malversación y prevaricación. Además, desde aquella decisión judicial, suma nuevas imputaciones. En total Vicens está presente en cuatro causas abiertas ante el TSJB y otros tribunales mallorquines. Así, está en los casos Can Domenge, Son Oms, Plan Territorial y ahora en la 'operación Maquillaje'.

En medios judiciales se daba como más probable la opción de que el fiscal solicite una medida de prisión cautelar contra Vicens. El argumento para tomar esta decisión tendría que ser necesariamente la existencia de un riesgo de fuga. Los otros dos supuestos previstos por la ley: la posibilidad de reincidir en el delito y la de destruir pruebas, no tendrían sentido en el caso de un condenado que ya no ocupa el cargo. Otra opción sería un aumento de la fianza. La Audiencia Provincial impuso fianzas de 200.000 euros (el doble de la que tiene ahora Vicens) a otros condenados por delitos de corrupción como Jaume Massot o de 120.000 euros como ocurre en el caso de Joaquín Rabasco. El caso más reciente de ingreso en prisión tras una condena que aún no es firme es el de Rodrigo de Santos, si bien por delitos contra la libertad sexual.

Por otra parte, la dimisión ayer de Bartomeu Vicens plantea otra duda de cara al TSJB. Ahora mismo era el único procesado en el sumario principal del 'caso Son Oms' que tenía aforamiento. Por lo tanto, al perder esta condición, no hay ningún motivo para que la causa permanezca en el Tribunal Superior y podría volver a ser asumida por el Juzgado de Instrucción número 2.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.