La crisis y el paro desbordan los centros de educación de adultos de las Islas

La demanda de plazas ha aumentado, en algunos casos se ha duplicado, y todos tienen lista de espera.

| Palma |

Valorar:
Visto 225 veces
preload
Clase en el centro de adultos de Camp Redó.

Clase en el centro de adultos de Camp Redó.

21-12-2009

La crisis económica y el aumento del paro están detrás del gran incremento de las solicitudes de plaza en los centros de educación de adultos de las Islas, en los que actualmente cursan estudios entre 10.000 y 12.000 personas.

El pasado curso y sobre todo éste los centros han recibido muchas más peticiones de plaza de lo normal, en algunos casos, incluso, se han duplicado. La consecuencia es que todos cuentan con una larga lista de espera de personas mayores de 18 años deseosas de retomar unos estudios que en su día dejaron por diversos motivos o de especializarse en alguna rama, con la vista puesta en una mejora laboral, en una mayor seguriad o en tener más facilidad para encontrar un empleo en cuanto las condiciones económicas mejoren.

Precariedad
Desde el Sindicat de Treballadors i Treballadores de l´Ensenyament (Stei-i) se asegura, además, que «muchos de estos centros se encuentran en condiciones precarias y desde hace tiempo reivindican más espacio y obras de rehabilitación de sus instalaciones, algunas de ellas bastante antiguas y obsoletas».

La formación más demandada por los solicitantes de plaza es el graduado de Secundaria, «que es, precisamente, la que tienen una mayor necesidad de profesorado», otra dificultad con la que se encuentran muchos de los centros de adultos.

La Conselleria está al corriente de que estos centros trabajan al 100 por cien y de que tienen lista de espera, por lo que está en sus manos el tomar medidas para que se pueda atender la actual demanda, aseveran desde el sindicato.

Uno de los centros de adultos más grandes es el del Camp Redó, en Palma, «donde hemos pasado de tener unos mil alumnos hace un par de años a cerca de 1.300 en estos momentos», afirma su director, Bartomeu Arbona.

«Nosotros no nos podemos quejar de las instalaciones -aclara-, pero tenemos también lista de espera, pues la demanda ha crecido mucho».
El perfil del usuario es muy variado, pero muchos de ellos son inmigrantes, que llegan con doble demanda, alfabetización en castellano y en catalán.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.