El Govern autoriza el traslado del Casino Mallorca a Porto Pi Centro

La empresa propietaria alquilará los locales de los multicines Porto Pi Centro y de Vallehermoso

| Palma |

Valorar:
Visto 229 veces

La Conselleria de Interior comunicó ayer a los propietarios del Casino Mallorca que se había aprobado el expediente de petición de traslado de su actividad a Porto Pi Centro, abriéndose a partir de ahora el proceso de petición de licencias municipales para realizar las obras de adaptación e instalación de los servicios propios de un casino en los locales de los multicines Porto Pi Centro y en los que tiene la inmobiliaria Vallehermoso allí ubicados, próximos a los cines.

«La decisión viene avalada por los informes favorables de los servicios jurídicos de la CAIB, al haberse cumplimentado todos los requitos que se exigían», puntualizó ayer el director general de Interior, Sebastiá Amengual.

La noticia del cambio de ubicación fue recibida ayer con entusiasmo por las familias Salas-Salom, propietarias de los multicines Porto Pi Centro. «Los contactos que se iniciaron a mediados de este año para alquilar dichos locales, que suman unos 2.200 metros cuadrados, con el fin de instalar el Casino Mallorca, han frucificado, lo cual es una gran satisfacción por cómo se ha resuelto el proceso. Los multicines Porto Pi Centro, que son los primeros que se instalaron, estaban ya anticuados, de ahí que es la mejor solución que se ha adoptado. Pensamos que el Casino Mallorca va a revitalizar mucho más todo Porto Pi Centro. Se puede decir que nos ha tocado la lotería al día siguiente del día 22», comentaba ayer Joan Salas.

Fuentes próximas a la propiedad del Casino de Mallorca valoraron muy positivamente la autorización del traslado por parte de los servicios jurídicos de la CAIB. «El traslado será completo de todos nuestros servicios que disponemos ahora en Calvià. Será, pues, un traslado puro y duro, ya que una vez finalicen las obras de adecuación en los locales de los multicines de Porto Pi Centro y en los que cuenta Vallehermoso anexos, que su conjunto sumán más de 3.000 metros cuadrados, cesará nuestra actividad en la actual ubicación. Para nosotros, Porto Pi Centro es un buen emplazamiento», apuntaron.

Las mismas fuentes explicaron que el inicio de las obras dependerá de los permisos y licencias municipales, estando previsto que una vez comiencen, las mismas durarán unos seis meses. «Los locales que vamos a alquilar nos permitirán instalar las zonas de juego, de restauración y de espectáculos, así como una sala multiusos», comentaron.

Frente a la decisión adoptada por el Govern cabe, a partir de ahora, interponer recurso de reposición o utilizar la vía de lo contencioso administrativo por parte de aquellos sectores que consideren sentirse perjudicados por el cambio de traslado del Casino de Mallorca de Calviá a Palma.

Desde la Conselleria de Interior comentan que el cambio de ubicación «no supone adoptar ninguna decisión política, puesto que desde 2001 se contemplaba dicha posibilidad, vía decreto, lo que se abrió la vía legal y el camino para su traslado a otro lugar. Otra cuestión es si se decide conceder una segunda licencia de casino, circunstancia que no se descarta, pero que no se contempla en estos momentos. Aquí, sí que habrá una decisión política».

La propiedad del Casino de Mallorca, una vez disponga de las licencias de obras municipales, llevará a cabo una profunda remodelación, pero no podrá tocar la fachada que da a la rotonda de Porto Pi. Entre los requisitos que se exigían para el traslado, destaca el hecho de que una vez abra sus puertas, tiene que haber un 26% más de puestos de trabajo que en la actualidad. Asimismo, como casino, Palma dispone de una mayor demanda potencial que Calvià.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.