El juez atribuye a Jaume Matas y a su mujer trece delitos

El magistrado tiene «vehementes sospechas» sobre la actuación del ex president

| Palma |

Valorar:
Visto 121 veces
preload
El expresident Jaume Matas en una imagen en Washington.

El expresident Jaume Matas en una imagen en Washington.

20-05-2008 | Pedro Prieto

El juez José Castro, que investiga el patrimonio de Jaume Matas dentro del 'caso Palma Arena', tiene «vehementes sospechas» de que el ex president puede estar involucrado en nueve delitos: prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal y electoral. El magistrado imputa a la esposa de Matas, Maite Areal, la participación en delitos fiscales, apropiación indebida, tráfico de influencias y blanqueo de capitales. Los delitos están reflejados en el auto que el responsable de la instrucción dictó el pasado 24 de diciembre por la mañana para autorizar la entrada y registro en el palacete que se produjo la misma tarde de Nochebuena.

El magistrado infiere las sospechas de los documentos presentes en la causa y las declaración de los testigos, tanto de las ratificadas ante el juez como las que aún están pendientes. A lo largo de la instrucción, según indica, las diligencias que apuntan a Matas «no solo no han quedado desvirtuadas, sino incluso reforzadas por las más recientes».

El auto justifica el registro del día de Nochebuena ante la existencia de varios testimonios que apuntaban a la existencia de una caja fuerte en la casa de Matas. Estas declaraciones desmentían lo ocurrido en el primer registro del palacete de Son Feliu. En aquella operación se buscó «afanosamente» una caja de seguridad ya que, según el magistrado parecía previsible que una vivienda de esas características la tuviera. Al no encontrarla, preguntaron como último recurso al abogado de Matas, Rafael Perera. Éste hizo una llamada telefónica al propio Jaume Matas, que negó la existencia de la caja. El carpintero que trabajó en el palacete y el constructor declararon a la Guardia Civil que se instaló «disimuladamente» una caja fuerte en un armario de la vivienda. Finalmente, en el registro no se encontró ninguna, y las cajas fueron localizadas en un almacén del constructor en Sa Pobla, ya que no se llegaron a instalar. El juez Castro y los distintos partícipes en la investigación tenían sospechas delictivas «muy difíciles de justificar» ante la posible mentira de Matas sobre la caja que finalmente no se ha podido acreditar.

Un día antes de este auto, el juez Castro firmó una providencia en la que da por presentado el incidente de nulidad presentado por la defensa de Josefa Lorca. El letrado que la representa, Gregorio Sanjosé, ha reclamado al magistrado que anule toda la investigación realizada sobre el patrimonio de Matas, ya que sostiene que no está relacionada con el 'caso Palma Arena'. Castro indica que queda sobre la mesa para «estudio y resolución». Además, cita a declarar a un nuevo proveedor del palacete de Son Feliu para que declare a finales de enero. Este testigo tenía que haber declarado el pasado día 23 pero finalmente no lo hizo porque no recibió la notificación de forma correcta.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.