Al Qaeda tratará a los tres secuestrados españoles "de acuerdo con la ley islámica"

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) confirmó ayer en un comunicado escrito que tiene en su poder a los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania el 29 de noviembre pasado, y sostiene que están bien de salud.

| Mauritania |

Valorar:
Visto 124 veces
preload
Los tres secuestrados se encuentran "bien", según Al Qaeda.

Los tres secuestrados se encuentran "bien", según Al Qaeda.

09-12-2009

10-12-2009

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) confirmó ayer en un comunicado escrito que tiene en su poder a los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania el 29 de noviembre pasado, y sostiene que están bien de salud. «Los secuestrados están bien de salud y tratados conforme la ley islámica», dice el comunicado de AQMI difundido hoy en los habituales foros islamistas que suelen reproducir notas y mensajes de audio y de vídeo de las distintas ramas de Al Qaeda.

Esta nota sigue al mensaje de audio que fue difundido ayer por la cadena qatarí de televisión Al Yazira, en la que AQMI reivindicaba por primera vez el secuestro de Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez. Los tres cooperantes forman parte de la ONG de Barcelona Acció Solidària, y se encontraban en Mauritania con motivo de una caravana humanitaria organizada para repartir material escolar y medicinas a organizaciones de este país africano, Senegal y Gambia. Su captura se produjo a unos 150 kilómetros de la capital mauritana, Nuakchot, en la carretera que une esta ciudad con la localidad de Nuadibú, también en Mauritania.

Bin Laden

El comunicado de AQMI, de dos páginas, lleva la fecha 7 de diciembre y tiene el sello de Al Andalus, la oficina de información de la rama magrebí del grupo terrorista liderado a nivel mundial por Osama bin Laden. La nota también confirma que tiene en su poder, desde el 25 de noviembre pasado, al cooperante francés Pierre Camatte, de 61 años, quien fue secuestrado en un hotel de la localidad de Menaka, unos 1.500 kilómetros al noreste de Bamako, la capital maliense.

Según AQMI, los «muyahidines» (combatientes radicales islámicos) que perpetraron estas operaciones se encuentran ya en «sus bases de seguridad», en una región no detallada. Al igual que en el mensaje de audio del martes, el comunicado escrito indica que el grupo terrorista dará a conocer más adelante a los Gobiernos de España y de Francia «las legítimas demandas de los 'muyahidines'».

La nota lanza un mensaje a los «cruzados», una denominación que Al Qaeda suele utilizar para referirse a las potencias occidentales, y les advierte que la seguridad de los rehenes depende de la de sus combatientes y «de los hermanos musulmanes». El comunicado termina con los habituales llamamientos a la guerra santa y en favor de la liberación de sus compañeros presos.

Varios secuestros

Aunque de origen argelino, AQMI se ha extendido por todo el Magreb, incluyendo Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos, Túnez y Sahara occidental. En los últimos meses, este grupo se ha declarado autor del secuestro de varios occidentales en diversos puntos de su área de acción.

En febrero de 2008 secuestraron a dos turistas austríacos que estaban de vacaciones en Túnez, aunque posteriormente fueron dejados en libertad sanos y salvos. Hace un año también fueron secuestrados el enviado especial de la ONU en Níger, el canadiense Robert Fowler, y su ayudante Louis Guay, también canadiense. Fueron puestos en libertad el 22 de abril, junto con una alemana y una suiza que también eran rehenes de AQMI.

Estas últimas formaban parte de un grupo de turistas integrado también por un británico, que fue asesinado mientras estaba cautivo, y un suizo, que fue liberado en julio pasado. Los últimos secuestrados han sido mantenidos en zonas desérticas de Mali, donde AQMI se ha ido concentrando ante la ofensiva antiterrorista de Argelia, que los ha expulsado de zonas cercanas a la costa del mediterráneo.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.