Fútbol/RCD Mallorca

El nuevo perfil

El Mallorca asume la «operación permanencia» con su fisonomía notablemente alterada

|

Valorar:
Nunca vista
preload

El Mallorca se maneja desde hace un buen puñado de semanas en un escenario especialmente complejo. Su crisis deportiva admite pocas comparaciones y estadísticamente es la más delicada de la última década. Se trata de un momento excepcional y las medidas que ha adoptado al club responden a esta circunstancia. Cronológicamente, Benito Floro fue el primero en ser engullido por la dinámica perdedora que atrapó al equipo balear cuando el torneo no había hecho más que amanecer. El técnico asturiano nunca fue bien visto por una importante facción de la grada, aunque quedó muy debilitado tras la reacción de Son Moix ante el empate registrado en la séptima jornada de Liga (ante el Villarreal). A partir de ahí, su estancia en el cargo no se prolongó durante más de siete días.

Fue el inicio de una revolución sin precedente alguno y que finalizó el mismo día que se cerraba oficialmente el mercado de invierno. El balance final admite pocas comparaciones. Además de contratar a Héctor Cúper, el Mallorca ha formalizado operaciones que han afectado a diez futbolistas, aunque la cifra hubiera podido alcanzar la docena si Newell's hubiera mostrado cierta seriedad en la negociación por el centrocampista Guillermo Marino y Cúper hubiera dado el visto bueno a la llegada de Fernando Navarro. No obstante, ningún club europeo ha inscrito a seis nuevos futbolistas durante el mes de enero y ha firmado cuatro salidas. La reconstrucción del equipo ha sido un hecho y ha dejado en el camino a Marcos Vales, un jugador que firmó el Mallorca por expreso deseo de Floro; Patrick Müller, un central que disputó la última edición de la Eurocop;, Andrija Delibasic, uno de las apuestas económicamente más importantes que ha realizado el club a lo largo de los últimos años, y Jesús Perera, un pichichi que en el equipo balear nunca ha encontrado su sitio.

De entra la extensa nómina de fichajes, por currículo, emergen tres nombres muy concretos: Iuliano, con un largo recorrido en el Juventus, uno de los clubes más importantes del mundo; De los Santos, un futbolista importante en la Liga española, y Berni Romeo, un cazagoles argentino que ha triunfado en Europa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.