Primera División

El Madrid se despide de la Liga en Riazor

Los blancos encadenan una nueva y merecida derrota ante un Deportivo que fue siempre muy superior

Valorar:
Nunca vista
Deportivo 2
Real Madrid 0

DEPORTIVO: Munúa (*); Manuel Pablo (**), Andrade (**), Coloccini (**), Capdevila (**); Víctor (**), Mauro Silva (**), Sergio (**), Luque (**); Valerón (**) y Tristán (**).
Cambios: Scaloni (*) por Mauro Silva; Fran (*)por Luque y Romero (*)por Coloccini.

REAL MADRID: Casillas, Raúl Bravo (-), Pavón (*), Samuel (*), Roberto Carlos (*); Beckham (*), Gravesen (*), Zidane (*), Figo (*); Owen (-) y Portillo (-).
Cambios: Palencia (*) por Raúl Bravo; Celades (*) por Portillo.

Àrbitro: Losantos Omar (Colegio Vasco). Amonestó a Andrade, Víctor y Samuel.

Goles:
1-0, minuto 7, Luque.
2-0, minuto 12, Pavón en propia meta.

Agencias|A CORUÑA

El Real Madrid prolongó anoche su maleficio en Riazor y desaprovechó una ocasión única para acercarse al Barcelona. Los blancos fueron muy inferiores al Deportivo y nunca estuvieron a la altura del encuentro.

Los de Luxemburgo se vieron totalmente desbordados en los primeros compases porque el Deportivo saltó al campo muy convencido de sus posibilidades y le limitó cualquier posibilidad de maniobra de los blancos. Un remate envenenado de Víctor y una ocasión de Albert Luque pusieron en alerta la portería de Iker Casillas y advirtieron que los gallegos iban a buscar los tres puntos de forma decidida. El Madrid poco a poco se fue acomplejando y eso acabó por encerrarle en área cuando apenas se habían cumplido los primeros cinco minutos de juego.

El primer bofetazo de los gallegos no tardó en llegar. Se cumplía el minuto 7 de partido cuando Luque recibía en el interior del área una entrega de Sergio González y superaba por alto a Iker Casillas (1-0).

Los madrileños intentaron reponerse a base de garra pero su reacción resultó efímera y se redujo a un disparo de Figo que detuvo sin problemas Munúa.

Sin apenas tiempo para reestablecerse del golpe inicial, el Madrid sufrió un nuevo revés que le dejó sin argumentos. Paco Pavón se introdujo el esférico en su portería en una jugada desfortunada y el Depoortivo se hizo con una ventaja tremenda. Riazor sólo había festejado hasta entonces dos victorias de los gallegos en casa y disfrutó con los momentos más brillantes del conjunto de Jabo Irureta.

Intento

El Madrid hizo un amago y se volcó en alguna que otra acción aislada. La más significativa en esos momentos llegó con un disparo de Roberto Carlos cuyo rechace conllevaba un serio peligro.

Poco después los blancos sufrieron un nuevo contratiempo porque Zidane se vio obligado a abandonar el campo por lesión. El francés sufrió molestias musculares y Luxemburgo decidió sacarlo del campo para no arriesgar. Le sustituyó que apenas poco aportar nada interesante en los minutos posteriores.

Antes del descanso, los visitantes se aproxiamron con peligro con un disparo de Portillo y un lanzamiento de falta de David Beckham, pero ninguna de las dos opciones fructificó y se llegó al descanso con una clara ventaja para los coruñeses.

En la reanudación los gallegos bajaron el pistón y el Madrid apenas dispuso de oportunidades para recortar distancias. De hecho, el Deportivo pudo haber hecho su renta más grande si Diego Tristán hubiera aprovechado los regalos que le concedió la zaga madridista.

El once de Luxemburgo sigue reculando en la Liga.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.