Fútbol/RCD Mallorca

El tránsito de la alegría al llanto

La jornada de ayer castigó al equipo de Cúper, que pasó del optimismo del primer tiempo a la desesperación del segundo / Ninguno de los rivales directos en la lucha por la permanencia perdió / La salvación está ahora a siete puntos después de la victoria del Racing y del empate del Getafe / La Real se dispara

|

Valorar:
Nunca vista

Andaban casi todos los partidos de la jornada allá por el minuto 43, y todo le sonreía al Mallorca. El Zaragoza había marcado en Anoeta y dejaba malherida a la Real Sociedad, el Numancia estaba tumbando al Levante y lo metía en un lío, mientras el Racing, que iba perdiendo, acababa de empatar. El Getafe caía en su estadio ante el Deportivo y el Mallorca ganaba en Villarreal. Todo estaba cuesta abajo, hasta que arrancó el segundo tiempo. Entonces todo cambió, hasta el punto de que el equipo de Cúper acabó perdiendo y todos sus rivales directos sumando, algo que deja al Mallorca muy tocado. De la alegría se pasó al llanto.

Inicio esperanzador. Apenas se habían agotado once minutos de la jornada y el Mallorca ya tenía un motivo para estar contento. Fernando Torres había adelantado al Atlético de Madrid en Santander (0-1) gracias a un gol de penalti y el Racing, rival directo de los isleños en la lucha por evitar el descenso, perdía en su estadio. Poco después (minuto 16) Javi Venta introducía en su propia portería un servicio de Luis García desde la derecha, por lo que el viento era favorable. Además, en el minuto 21 Graff adelantaba al Numancia en el campo del Levante, por lo que metía al equipo de Schuster de lleno en la batalla por la permanencia. A renglón seguido (minuto 32), Zapater lograba un gol para el Zaragoza que dejaba tocado a la Real Sociedad, por lo que el Mallorca se frotaba los ojos.

Todo se iguala. Pero todo fue empeorando a medida que avanzaban los minutos. Poco antes de alcanzar el descanso, el Mallorca vio como el resto de rivales se iban a acercando. El Racing de Santander empataba gracias a una diana de Regueiro en el minuto 40 y poco más tarde el Levante equilibraba su partido ante el Numancia tras un gol de Ettien (minuto 43). Además, la Real Sociedad cerraba el primer tiempo con un tanto de Karpin de penalti (minuto 45). Sólo el gol de Tristán para el Deportivo de la Coruña en el campo del Getafe era un motivo para el optimismo. Eso, y el triunfo del Mallorca, que seguía ganando en el feudo del Villarreal. El panorama se empezaba a oscurecer, pero el gol de Javi Venta en su propia portería era un motivo más que suficiente para creer que la jornada le podía ser propicia al conjunto de Héctor Cúper, que abría la segunda mitad con la esperanza de poder seguir mirando hacia arriba.

Malas noticias. Pero no fue así. Más bien todo lo contrario. El Mallorca fue amontonando malas noticias a medida que avanzaba la noche. A poco de iniciarse el segundo acto el Racing de Santander ya le había dado la vuelta al partido ante el Atlético, gracias a la habilidad de Anderson que conectó con Aganzo para que el madrileño fulminara a los de Ferrando (minuto 51). El conjunto cántabro, rival directo de los mallorquines, dejaba sentenciado el partido y al Mallorca con el miedo en el cuerpo. Poco después, el Villarreal lograba la igualada tras un tanto de Lucho Figueroa, por lo que todo se empinaba. El conjunto balear ya no sumaba tres puntos, sino uno, por lo que todo lo que hicieran sus rivales iba quedando en un segundo plano. El Osasuna marcaba en el campo del Albacete y eso suponía un alivio, pero a partir de entonces todo iba a resultar catastrófico. El Getafe empata ante el Deportivo gracias a una diana de Gabi (minuto 72) y la Real Sociedad completaba su remontada ante el Zaragoza con un tanto de Barkero (minuto 74). Para colmo, el Albacete tardaba poco en empatar, por lo que todos los rivales del Mallorca empezaban a sumar.

La derrota. Pero la peor noticia estaba por llegar. Sea porque el Mallorca ya conocía que el resto de equipos iban asomando la cabeza, o simplemente por desfallecimiento, lo cierto es que el equipo de Cúper entregó su cita ante el Villarreal. Ni siquiera el punto en El Madrigal le iba a servir de consuelo, porque el uruguayo Diego Forlán marcó el segundo del conjunto de Castellón a poco del cierre (minuto 83). Eso dejaba al Mallorca en una situación muy delicada, porque incluso el Numancia le restaba un punto. Ninguno de los rivales en la lucha por la permanencia había perdido en una jornada aciaga para los mallorquines, que ven la permanencia mucho más lejos. Concretamente a siete puntos, porque para atisbar algo de luz debe mirar al Racing de Santander y al Getafe, que tienen 28 puntos. El Albacete sigue estando a tan sólo tres puntos después de empatar ante Osasuna en el Carlos Belmonte, pero el equipo manchego no debe servir como referencia porque también ocupa plaza de descenso. Así, conjuntos como la Real Sociedad o el Osasuna parecen muy lejos del Mallorca en estos momentos, máxime cuando el equipo balear vuelve a estar metido en una dinámica muy negativa. Ahora, hay que mirar nuevamente al calendario.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.