Empresa

107 empresas entraron en concurso de acreedores en Baleares en 2016

A. Ginard/ Pilar Lillo | 12/05/2017

Valorar:
preload
Evolución del número de empresas concursadas en Baleares en el periodo que comprende entre 2005 y 2016.

Evolución del número de empresas concursadas en Baleares en el periodo que comprende entre 2005 y 2016.

12-05-2017 | Fuente: Ibestat

El número de empresas que se declararon en concurso de acreedores en Baleares en 2016 fue de 107. Es el dato más bajo desde el año 2007. Entonces, los concursos de acreedores afectaron a 40 empresas de las Islas Baleares. Solo un año después, el año de inicio de la crisis, la cifra se multiplicaba por tres y alcanzaba las 129 empresas. La estadística no hizo sino empeorar los años siguientes. El récord negativo fue para 2013, cuando se registraron 553 empresas concursadas. Desde entonces los datos presentan una clara tendencia a la baja.
Respecto a 2015, con un total de 131 empresas en concurso de acreedores, este 2016 los datos han bajado un -18,32%, ligeramente por debajo de la media nacional.

En España, el número de empresas que se declararon en concurso de acreedores cayó en 2016 un -19,95% y se situó al cierre del año en 4.080. Todas las comunidades autónomas presentan un descenso respecto al año anterior, a excepción de la ciudad autónoma de Ceuta, que pasa de 1 concurso de acreedores en 2015 a 4 este 2016.

Porcentualmente la comunidad que lidera el descenso es Castilla-La Mancha, con un -43,41%, ya que ha pasado de 180 empresas concursadas en 2015 a 103 este año, el dato más bajo desde 2007, cuando se registraron solo 26 concursos de acreedores. En volumen de empresas concursadas la primera comunidad es Catalunya, con un total de 869, un -11,42% menos que el año anterior; seguida de Madrid, con 637 empresas y un -19,06%, y la Comunitat Valenciana con 620 empresas y una variación anual del -26,71%.

El número total de deudores (incluidas personas físicas) en el conjunto del año fue de 4.754, un 17,3% menos que un año antes.

Por tipo de concurso, 4.421 fueron voluntarios (un 17,2% menos que en 2015) y 333 necesarios (un 17,8% menos); atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un 25,7% y los abreviados, un 15,7%.
Por sectores

El sector de la construcción y la promoción de edificios es el que presenta más empresas en suspensión de pagos, en concreto el 35,51% del total. En 2016 fueron 38, cuatro más que el año anterior, lo que supone una variación anual del 11,76%. Al sector de la construcción le sigue el comercio. Se presentaron 20 concursos de acreedores, de los cuales 19 corresponden a compañías de comercio al por mayor y solo 1 es de empresas dedicadas al por menor y vehículos. El año pasado en total fueron 30, por lo que el descenso ha sido del -33,33%.
En hostelería se ha pasado en un año de 9 empresas concursadas a 8 (-11,11%), y en actividades administrativas y servicios el descenso ha sido del -54,55%, pasando de 11 empresas en 2015 a 5 este 2016.

En agricultura y pesca no ha habido ningún concurso, ni este año ni el anterior, mientras que en industria se han registrado 4 frente a los 6 de 2015 (-33,33%). En transporte y almacenamiento se ha pasado de 3 a 4 en 2016 (33,33%), al igual que en el sector de las inmobiliarias, financieras y seguros. En información y comunicaciones el descenso de concursos en un año ha sido del -60%, ya que este sector ha pasado de cinco empresas concursadas en 2015 a dos.

Deudores

El número de deudores concursados en 2016 en toda España fue de 4.754, un -17,3% respecto a 2015, cuando fueron 5.746. Por tipo de concurso, 4.421 fueron voluntarios (un -17,2% respecto al año anterior) y 333 necesarios (-17,8%). Según la forma jurídica, el 79,6% de las empresas concursadas en el conjunto del Estado eran Sociedades de Responsabilidad Limitada. Catalunya fue la comunidad autónoma con mayor número de deudores concursados (1.076), seguida de la Comunitat Valenciana (709) y Madrid (693). Estas tres comunidades concentran el 52,1% del total de deudores. La Rioja, por el contrario, fue la que registró menor número, un total de 33.
En Baleares los deudores concursados en 2016 fueron 120, lo que supone un descenso del -17,81% respecto a 2015, cuando la cifra fue de 146. La mayoría de los concursos han sido voluntarios, un total de 100, un -27% que el año anterior; y 20 fueron concursos necesarios, frente a los 9 del año pasado. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un -36,61%, ya que fueron 71 frente a los 112 de 2015; mientras que los abreviados se incrementaron un 44,12%, pasando de 34 en 2015 a 49 este año. Según la forma jurídica, el 74,16% de las empresas concursadas en las Illes Balears eran Sociedades de Responsabilidad Limitada, un total de 89. Este dato supone un descenso anual del -25,83%, ya que en 2015 fueron 120 las SRL que presentaron concursos de acreedores. Los deudores concursados que son personas físicas sin actividad empresarial ascienden este año a trece (quince en 2015); las empresas de personas físicas (autónomos, comunidades de bienes y sociedades civiles) fueron ocho frente a los cinco del año pasado; y por último las Sociedades Anónimas pasaron de cinco en 2015 a siete este 2016.

De las 107 empresas concursadas en Baleares, el 51,40% son empresas de hasta 2 asalariados: 29 empresas concursadas no tenían trabajadores y 26 tenían 1 o 2. Se presentaron 20 concursos por parte de empresas con entre 3 y 5 empleados; y 7 de empresas con hasta 9 trabajadores. Los datos son menores cuanto mayor es la compañía. Así, las empresas con entre 50 y 99 empleados fueron solo 2, igual que las que tienen 100 o más asalariados.
Por volumen de negocio, cabe destacar que 81 empresas, el 75,7% del total de concursadas, son compañías cuyo volumen de negocio no sobrepasaba los dos millones de euros. De estas, son mayoría, 50, las que facturaban hasta 0,25 millones; 15 facturaban entre 250 mil y 500 mil euros; 8 empresas tenían un volumen de negocio de medio millón a un millón de euros, y ocho más facturaban entre 1 y 2 millones. En este caso también se reduce el número de empresas concursadas a medida que aumenta el volumen. Así, no hay ninguna empresa de más de 10 millones; tres que facturaban entre 5 y 10 millones, y tan solo una con un volumen de negocio entre los dos millones y los cinco millones de euros.