Los escolares de Formentera descubren los secretos de los ecosistemas

La Plaza de la Biodiversidad es una iniciativa educativa de Caja Mediterráneo que pretende concienciar sobre la importancia de conservar el medio natural

02/03/2011

Valorar:

preload
Los distintos ecosistemas del planeta están representados en unos módulos inspirados en los iglúes de las zonas polares.

Los distintos ecosistemas del planeta están representados en unos módulos inspirados en los iglúes de las zonas polares.

24-02-2011 | Guillermo Romaní

Se trata de una iniciativa educativa que pretende concienciar a los niños por medio de juegos sobre la importancia de conservar el entorno natural. Los escolares de Formentera han aprendido quées un ecosistema y los elementos que lo forman, cuáles son las peculiaridades del hábitat mediterráneo, y qué efecto tienen los buenos y malos hábitos en la naturaleza. Todo esto y mucho más es lo que encuentran los estudiantes de Primaria cuando visitan la Plaza de la Biodiversidad, una iniciativa educativa de Caja Mediterráneo que pretende, a través de juegos, enseñar a los niños los distintos elementos y espacios de la naturaleza y concienciarles sobre la importancia de la conservación del entorno natural.

El director territorial de Obra Social CAM, Salvador Palou de Comasema, indicaba que el proyecto "explica a los más pequeños de forma divertida en quéconsiste la biodiversidad y el por qué y cómo hay que conservarla", ya que cada vez son menos los sistemas naturales no alterados por la actividad humana. Por ello, además de educar, con La Plaza de la Biodiversidad, Caja Mediterráneo pretende "desarrollar actitudes de respeto ambiental entre los escolares".

Inspirado en los iglúes

La Plaza de la Biodiversidad consta de varias carpas, inspiradas en la fisonomía de los iglúes de las regiones polares. Cada carpa es escenario de una temática medioambiental diferente. Así, los niños aprenden primero que la biodiversidad la forma todo lo que tiene vida en la Tierra; después se les explica cómo la genética influye en la variedad de especies vegetales y animales y como interactúan todas ellas. Aquí también aprenden a reconocer los cinco principales tipos de ecosistemas (río, mar, laguna, bosque y montaña), a distinguir la fauna mediterránea y, a través del juego '¿quién se come a quién?' descubren cómo funciona la cadena alimentaria.

Es una actividad diseñada para realizarse de forma itinerante por distintos municipios y centros educativos, cubriendo todos los niveles de Primaria, centrándose especialmente en los ciclos superiores. La visita a La Plaza de la Biodiversidad es la culminación de varias semanas de trabajo en las que los profesores del centro han trabajado con los chavales con las guías didácticas sobre fauna y flora editadas por Caja Mediterráneo.