Noticias

Noelia Márquez, primer premio Connect’Up: «Somos la evolución de la gestión del residuo orgánico»

Gemma Marchena | 16/06/2018

Valorar:

Jornadas del Connect’Up.

15-06-2018 | Ricard Peitx

En el escenario de la final Connect’Up, la ingeniera industrial Noelia Márquez se enfrentó sola al jurado y a los inversores durante el elevator pitch para presentar su proyecto. Patricia Aymà, su compañera en el proyecto VEnvirotech, no pudo acudir ya que está preparando las finales de los certámenes Everis y de Repsol, donde VEnvirotech es uno de los veinte finalistas mundiales y en breve conocerán si pasan a la gran final.

Ta150618001-04.jpg

¿En qué consiste este proyecto y en qué fase está ahora mismo?

—Hemos creado un método propio para la producción de bioplástico a partir de residuos orgánicos. Hemos pasado una primera fase de investigación en laboratorio y ahora llevamos un año de dedicación exclusiva. En noviembre de 2017 creamos la empresa. Ahora somos capaces de extraer 450 gramos de bioplástico de un kilo de residuos. Hemos evolucionado: hace siete meses obteníamos 23 gramos.

¿Quién forma parte del equipo VEnvirotech?

—Mi socia Patricia Aymà es biotecnóloga, especialista en bacterias, y tiene 24 años. Aymà y yo nos conocimos en un concurso de emprendedores y viajamos a Silicon Valley tras ganar cada una un premio emprendedor. Allí conocimos el mundo de las startups. También está con nosotros Oriol Güell, doctor en polímeros.

Durante la exposición del proyecto en la final de Connect’Up, señala que crean plantas portátiles. ¿Quién accederá a ellas?

—Mataderos, fábricas de zumos, hoteles que hagan la separación de residuos orgánicos... Somos la evolución de la gestión de los residuos orgánicos. Acabamos de firmar un acuerdo con Bonarea Agrup, una cooperativa alimentaria catalana, para que creemos la primera planta piloto de transformación en bioplástico, entre cuyas aplicaciones hay incluso prótesis.

Esta planta podría interesar también a las instituciones baleares.

—Estamos en conversaciones con Calvià. Somos una oportunidad para las empresas públicas porque solucionamos el problema de los residuos orgánicos.

¿Qué planes tiene tras ganar el premio Connect’Up?

—Queremos una inversión inicial para ir solos. En cuanto tengamos la planta funcionando, empezamos a vender. Ojalá en pocos años hubiera una biorefinería en cada edificio, como ahora pasa con las placas solares.

2º Y 3º PREMIO CATEGORÍA EMPRENDEDOR

Ta150618001-11.jpg

Travelinho.com. Joan Montoya se hizo con la segunda posición con una página web que ya está en funcionamiento. Es un buscador de viajes que combina aviones de ciudades, autobús, tren, coches de alquiler e incluso Blablacar, con ahorros de hasta 200 euros. Incluye 690 ciudades de 41 países europeos.

Ta150618001-13.jpg

Three for Fest. Juan Navalón y Fermín Dorado se llevaron el tercer premio por esta plataforma que crea parquetes turísticos ‘festivaleros’ con entradas, billetes de avión, hoteles y alquiler de coches en tan sólo tres minutos. Lo que era una idea en noviembre, en mes y medio contará con una demostración funcional.

PREMIO INTEREMPRENDEDOR

Ta150618001-25.jpg

La Mano Lectora. Marc Masmiquel se llevó el premio por un proyecto educativo para niños invidentes que facilita el aprendizaje de braille mediante la impresión 3D. Masmiquel forma parte de M2ishere.com, una empresa de diseño, comunicación e ingeniería.

PREMIO FP/BACHILLERATO

Ta150618001-24.jpg

Jóvenes Comunicadores del Futuro. El profesor Carlos Serra recogió el premio en nombre de la alumna que presentó el proyecto, Marta Elisabeth Montes. Alumna de Primero de Bachillerato del IES Antoni Maura (Palma), propone un proyecto que introduce la oratoria en el currículum oficial de la enseñanza.

Ellos son travel tech, innovación social, educación e investigación medioambiental. Los ganadores de la primera edición de Connect’Up ejemplifican la creatividad, el esfuerzo y la innovación ‘Made in Balears’ con espíritu internacional. El Archipiélago rebosa talento.