Comerse el mundo

Cuando disfrutamos de un viaje por ocio implica que también nos adentremos en el apasionante mundo de la gastronomía local del lugar visitado

S.R./F. G. | 03/07/2013

Valorar:
preload
¡Atrévete con las nuevas recetas que te proponemos!

¡Atrévete con las nuevas recetas que te proponemos!

22-04-2010 | Sylvana Raschke

El verano es una época en la que muchas personas aprovechan para viajar, bien sea por tener las vacaciones  obligatoriamente en esta época, bien porque los grados del termómetro acompañan en la mayoría de destinos.
Viajar implica, además de relajarse, desconectar y cargar las pilas, conocer un país y una cultura nueva que, por muy similar que sea a la nuestra siempre tendrá sus peculiaridades. Y como no podía ser de otro modo, conocer su gastronomía es descubrir un poco más del lugar, de su forma de vida, de sus costumbres y tradiciones,... A veces, si son productores de un alimento en concreto también puede darnos a entender cómo será su economía.

Por eso, a través de estas páginas os proponemos un repaso por algunos países a través de algunas recetas que se han expandido por el resto del mundo, algunas incluso hasta el punto de hacerlas habituales y acogerlas en nuestros menús diarios. El sushi o el guacamole son solo dos ejemplos, toma nota de todos ellos para sorprender a tus invitados en las comidas de este verano:

MÉXICO

GUACAMOLE
Es un perfecto acompañamiento para untar, muy típico junto a los nachos.
Ingredientes:  Aguacates maduros, un trozo de cebolla, un tomate pequeño, cilantro y sal, aceite de oliva y salsa tabasco o lima.
Modo de preparación:  Machacamos en un mortero el aguacate, después añadimos el aceite hasta conseguir la textura deseada. A continuación, añadimos el tomate cortado en dados y escurrido, la sal y la cebolla bien picada junto al cilantro. Añadir  según la preferencia unas gotas de tabasco o jugo de lima.

CANADÁ

ALITAS DE POLLO EN SALSA DE JARABE DE ARCE

El jarabe de Arce es un condimento típico del país canadiense, y no son pocos los platos que admiten su acompañamiento. También se emplea en la elaboración de muchos dulces.
Ingredientes:  1 Kg. de alitas de pollo (si se prefiere, también se pueden emplear las costillas).
Para la salsa: 125 ml de jarabe de arce, 50 ml de salsa de chile, 1 cebolla pequeña picada, 30 ml de vinagre de manzana, 15 ml de mostaza preparada y 5 ml de salsa Worcestershire.
Modo de preparación:  Primero elaboramos la salsa mezclando el jarabe de arce, la salsa de chile, la cebolla, el vinagre, la mostaza y la salsa Worcestershire en una fuente poco profunda. A continuación, extendemos las alitas de pollo en la mezcla y las ponemos a marinar; cubrir y guardar al menos cuatro horas en el frigorífico y darles la vuelta a las alitas de pollo de vez en cuando. Asarlas en el horno o a la parrilla, mojándolas de vez en cuando con la salsa y dejarlas hasta que estén bien hechas.

JAPÓN

SUSHI DE SALMÓN AHUMADO

Este plato se puede servir como entrante o plato principal y se puede acompañar, por ejemplo, de salsa de soja o wasabi.
Ingredientes:  Hojas de alga nori, arroz especial para sushi, vinagre de manzana, salmón ahumado, gambas peladas, palitos de cangrejo, mayonesa, aguacate y pepino. Esterilla para envolverlo.

Modo de preparación:  Una vez cocido el arroz, se le añade el vinagre y se deja enfriar. Mientras tanto, cocemos las gambas peladas y troceamos el resto de ingredientes en tiras. Sobre la hoja de nori extendemos el arroz aplastándolo bien. A  cinco centímetros del principio de la hoja extendemos una línea de mayonesa (o crema de queso), y sobre ella colocamos las tiras de todos los ingredientes del relleno. Con ayuda de la esterilla vamos enrollando. Al finalizar, cortar la pieza en rodajas gruesas.

ORIENTE MEDIO

HUMUS O CREMA DE GARBANZOS

Es ideal para comer con pan de pita, tostadas, colines o vegetales crudos (zanahorias, pepino...) a modo de entrante; también para acompañar platos principales.
Ingredientes:  400 gramos de garbanzos cocidos, 2 dientes de ajo, 3 cucharadas de tahini o pasta de sésamo (opcional), un pellizco de comino según el gusto, el zumo de 1/2 limón aproximadamente, unas 3 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta negra.
Modo de preparación:  Se mezclan todos los ingredientes en un recipiente y se bate con la batidora hasta conseguir una textura cremosa y homogénea. En caso de que se quiera más cremoso, se le puede echar un poco de agua de la cocción o alguna leche vegetal. Al servir se puede adornar con un poco de pimentón dulce (o picante, según nuestro gusto), semillas de sésamo y un chorrito de aceite de oliva.