Orientación académica

Doble grado: multiplica tus posibilidades

Cursar dos titulaciones permite ampliar la formación y tener capacidad para ocupar varios perfiles profesionales

Redacción Digital | 15/04/2016

Valorar:
preload
Cursar dos titulaciones permite ampliar la formación y tener capacidad para ocupar varios perfiles profesionales.

Cursar dos titulaciones permite ampliar la formación y tener capacidad para ocupar varios perfiles profesionales.

15-04-2016 | Universitat Abat Oliba CEU

El mercado laboral está cada vez más complicado y son muchos los estudiantes que deciden escoger un doble grado para así, conseguir una ventaja sobre el resto de candidatos a la hora de acceder a un empleo.

Los dobles grados consisten en la unión de dos programas de carreras distintas en un único itinerario, de manera que se optimiza tiempo y se gana eficacia. Lo que hace posible la integración de planes de estudios son los contenidos de estos, ya que son parcialmente comunes en ambos y al hacerlos una única vez, cuenta para ambas carreras.

La principal ventaja de estas dobles titulaciones es el ahorro de tiempo. Dentro del panorama clásico, un alumno tardaría en tener dos grados 8 años, con esta opción, en cambio, en tan sólo 5 años se tiene un currículum excepcional.

Pero la ganancia de conocimiento que estos grados significan, es el punto clave. Su valor reside en la amplia formación que se ofrece al alumnado y su adecuación a perfiles profesionales de primer nivel, cosa que supone una ventaja competitiva importante.

La formación que estos planes combinados aportan supone una mayor experiencia, cosa que suma posibilidades de inserción laboral. Las empresas tienden a valorar como muy positivo al candidato que no sólo presenta en su currículum dos titulaciones, sino que además las ha realizado conjuntamente para aprovechar al máximo su paso por la universidad. Es un candidato con visión de futuro, con ganas de aprender. Demuestra un desarrollo de aptitudes tales como organización, administración del tiempo, priorización de tareas o el incremento de la curiosidad intelectual.

Y si algo se sabe a ciencia cierta es que la formación nunca resta, todo lo contrario, por lo que es tiempo de apostar por los dobles grados.