La línea Manacor-Artà empieza a ser una realidad

El Govern coloca la primera piedra de las obras que recuperarán la línea ferroviaria de la comarca de Llevant

Guillem Mas | 29/03/2010

Valorar:

preload
Gabriel Vicens y Francesc Antich depositan bajo la primera piedra una caja con los periódicos del día, el pasado domingo, para la posteridad.

Gabriel Vicens y Francesc Antich depositan bajo la primera piedra una caja con los periódicos del día, el pasado domingo, para la posteridad.

27-03-2010 | Guillem Mas

Acto de colocación de la primera traviesa del tren-tram

29-03-2010
1061910612


Diez años de reivindicaciones tienen su recompensa. La comarca de Llevant ha visto como una de sus ilusiones empieza a hacerse realidad. El president del Govern, Francesc Antich, y el conseller de Medi Ambient i Mobilitat, Gabriel Vicens, colocaron el pasado sábado en Artà la primera piedra de la línea de tram-tren que unirá esta población con Manacor.
Entre una gran expectación vecinal y ante los alcaldes Rafel Gili de Artà, Antoni Servera de Son Servera, Mateu Puigròs de Sant Llorenç y Antoni Pastor de Manacor, el conseller Vicens tuvo las primeras palabras de agradecimiento para los técnicos y directivos de Serveis Ferroviaris de Mallorca y a la gente de la plataforma Tren de Llevant.


Progreso


«A todos aquellos que juntos hemos hecho varias marchas por las antiguas vías del tren de Artà hasta Manacor, os puedo decir que hoy empieza a ser una realidad. Y que nadie piense que esto acaba aquí, ahora ya trabajamos para que el tram-tren llegue hasta Cala Rajada», dijo el conseller entre aplausos.
Como ya pasó en 1927 cuando se puso en marcha la línea de tren Manacor-Artà, la recuperación de esta línea y de todos sus elementos patrimoniales, como las antiguas estaciones, «supondrá un impulso de progreso para la comarca, hará que lleguen más visitantes y turistas y estas obras crearán puestos de trabajo en estos tiempos difíciles», afirmó Vicens.
De las muchas bonanzas que profirió el conseller al tram-tren hay que destacar su seguridad, rapidez, eficiencia, confortabilidad y que puede convivir perfectamente con los peatones y el tránsito de vehículos como en el caso de su paso del centro urbano de la ciudad de Manacor. «Se ha acabado el binomio coche-carretera, trabajamos por la diversificación del transporte público y por la movilidad sostenible. Se trata de un cambio gradual pero real» puntualizó Vicens.
Por su parte, el presidente Antich destacó que por primera vez un gobierno de Madrid apuesta por el transporte público en las Baleares «enviando 443 millones para mejorar nuestra red». También tuvo un emotivo recuerdo para el ex conseller de Obras Públicas del anterior Pacto de Progreso (1999-2003), Francesc Quetgles, «que inauguró la llegada del tren a Manacor, hoy estaría muy contento» como todos los alcaldes de la zona y los vecinos de la comarca del Llevant.