¡Al rico chocolate!

Iratxe Pérez | 05/12/2015

Valorar:
preload
El chocolate caliente se puede aderezar con nata y fragmentos de chocolate para aportarle más sabor.

El chocolate caliente se puede aderezar con nata y fragmentos de chocolate para aportarle más sabor.

28-10-2010

El frío aumenta las ganas de consumir productos calientes, y uno de los más típicos cuando llega el invierno es el chocolate. Esta bebida se puede acompañar de bollería o incluso de nubes de azúcar, al estilo norteamericano. El chocolate caliente admite distintas variaciones que pueden modificar por completo el sabor de este suculento postre o merienda. A continuación se describen cinco recetas para disfrutar de este manjar, aunque admite infinitas opciones que se pueden adaptar al gusto de cada uno.

chocolate

Chocolate a la taza tradicional
Para preparar chocolate a la taza al estilo tradicional, para dos personas, se necesita medio litro de agua, 50 gramos de azúcar, 150 gramos de chocolate y 25 gramos de cacao en polvo. En un cazo calentar el agua con el azúcar hasta que este se funda, añadir el cacao y continuar la mezcla; a continuación adjuntar el chocolate partido en porciones y remover hasta que se derrita. En el supermercado se puede encontrar una gran cantidad de chocolates a la taza en polvo perfectos para los menos mañosos.

Chocolate blanco a la taza
Hay muchas personas que se decantan por este tipo de chocolate, por ello también se merecen disfrutar de un chocolate a la taza adaptado a sus gustos. Para dos personas son necesarios 360 mililitros de leche, 50 gramos de chocolate blanco y media cucharadita de esencia de vainilla. El proceso es tan sencillo como poner la leche y el chocolate troceado en un cazo y calentar hasta que se mezcle bien; añadir la esencia de vainilla. Si se desea se puede adornar y aportar más sabor con nata montada.

Chocolate de crema de avellanas
Esta receta solo necesita 500 mililitros de leche y cuatro cucharadas de crema de avellanas. En una olla se calienta la leche sin que llegue a hervir y se le incorpora la crema para mezclar hasta que se funda del todo; se pueden añadir distintos elementos decorativos. De este modo se consigue un rico chocolate con sabor a avellanas; una elaboración fácil y rápida perfecta para cuando se dispone de poco tiempo.

chocolate

Chocolate de caramelo
Un tipo de chocolate solo apto para los más golosos. Para la elaboración se necesitan 165 gramos de chocolate con leche, picado a ser posible, 500 mililitros de leche en temperatura ambiente, 25 gramos de chocolate amargo, 100 gramos de azúcar y una pizca de sal. En primer lugar calentar el azúcar en una olla a fuego medio y mezclar para evitar que se queme; incorporar la leche y continuar removiendo hasta que el azúcar se disuelva del todo. Retirar del fuego y agregar a la leche el chocolate partido en pequeños trozos; remover hasta que se derrita. Como toque final incorporar una pizca de sal y, si se desea, sirope de caramelo.

Chocolate a la naranja
Una combinación que proporciona un sabor único y especial ideal para una tarde de invierno. Para dos personas se necesitan 8 cucharadas de zumo de naranja, mejor si está recién exprimido, 4 cucharaditas de azúcar, 2 cucharadas de cacao en polvo, una taza de café expreso y 245 mililitros de leche. Para comenzar colocar el zumo el naranja y el azúcar en una olla, llevarlo a ebullición y bajar el fuego a medio-alto. Remover hasta que se espese el jugo, aproximadamente a la mitad del volumen inicial. Añadir a la mezcla el polvo de cacao, la taza de café y la leche, mezclar hasta que quede una mezcla homogénea.