Lluc, el edén en miniatura

El jardín botánico del santuario, con su exhuberante vegetación, es un lugar idílico para dar un paseo en plena naturaleza

15/02/2010

Valorar:
preload
El recorrido transcurre por unos senderos bien marcados y sin ningún peligro. No hay que salirse de ellos.

El recorrido transcurre por unos senderos bien marcados y sin ningún peligro. No hay que salirse de ellos.

10-10-2009 | Lola Olmo
Jardín botánico de LlucJardín botánico de LlucJardín botánico de LlucJardín botánico de Lluc

Lluc es un hervidero los domingos, uno de los lugares más concurridos por excursionistas, feligreses y todo tipo de público. La visita al jardín botánico del santuario es un paseo fácil que puede ser de gran ayuda para introducir a los pequeños en el respeto a la naturaleza. Y para los mayores, es una oportunidad para el relax en un entorno de gran belleza.El jardín botánico de Lluc, abierto al público, es un espacio de conservación de las plantas autóctonas de la Isla, una labor voluntariosa impulsada desde hace años por el hermano Macià y un grupo de blavets y antiguos blavets. A quién se asoma a través de su frondosa vegetación, el jardin se abre como un hermoso espacio de paz y quietud .

Los senderos que atraviesan el jardín se pueden recorrer en veinte minutos, pero merece la pena tomárselo con más calma y
detenerse ante cada una de las maravillas que la naturaleza exhibe en su interior: más de doscientas variedades de plantas autóctonas de las Illes Balears, muchas de ellas endémicas, y en especial, aquellas que se adaptan mejor a ese terreno rocoso y a las temperaturas extremas que se registran en este valle de la Serra de Tramuntana. Muchas de ellas están en peligro de extinción. Gracias a la ubicación de este pedacito de paraíso terrenal, rodeado de montañas y bosques, las plantas, desde árboles a matorrales, flores, arbustos, palmeras y plantas acuáticas, se muestran en un entorno muy parecido a su hábitat natural.

Espacio de meditación

Los orígenes del jardín botánico de Lluc se remontan a 1956, cuando los religiosos que habitan el monasterio lo adoptaron como espacio de reposo y meditación. Sigue siendo un lugar muy tranquilo, así que si la excursión con niños no es el plan previsto, una buena alternativa será sentarse en sus rústicos bancos de leña a leer un libro o a desconectar.

El jardín es público y su visita es gratuita, sólo se espera la colaboración voluntaria con una pequeña hucha junto a la entrada al recinto.

Jardín botánico de Lluc

Horario de visita: 10- 13 h y de 15-18 h. (domingos cerrado)

Entrada gratuita y colaboración voluntaria

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Joan
Hace más de 7 años

Es muy bonito, y lo que tiene más mérito que es obra de un religioso que apenas ve y de un grupo de voluntarios.

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1