Un nuevo pulmón

En el carrer Carnisseria de Ciutadella puede encontrar lo inimaginable

Joan Juanico | 24/01/2013

Valorar:
preload
La calle Carnisseria está de moda. Sus comercios se han puesto las pilas y han conseguido atraer a los clientes a base de ingenio, alegría y seriedad en el trato.

La calle Carnisseria está de moda. Sus comercios se han puesto las pilas y han conseguido atraer a los clientes a base de ingenio, alegría y seriedad en el trato.

15-01-2013 | J. Bagur

Carrer sa Carnisseria. Un carrer on ho trobaràs tot (A street where you find everything). Con este eslogan directo -en lengua catalana e inglesa también- los comerciantes de la calle Carnisseria de Ciutadella venden su coqueto e histórico callejón empedrado del casco antiguo de la localidad de poniente. Y es que los comerciantes de esta dinámica calle se han empecinado estos últimos años en darse un empujón entre ellos, dándose a conocer e invitando a ciutadellencs y visitantes en general a acercarse a la vía peatonal.

De hecho, a lo largo de este pasado año 2012 la calle Carnisseria, con mucho esfuerzo de parte de los regentes de sus variados comercios, organizó una serie de actividades para intentar dar vida al propio comercio de dicha calle. Sin duda, para el propio colectivo de la calle Carnisseria, las más destacadas fueron «la campaña de San Joan, obsequiando a los clientes con un saquito de avellanas y para concienciar el significado de éstas. Y tal vez la de más esfuerzo fue la de este pasado mes de diciembre, en motivo de las Navidades, con los desayunos solidarios de los sábados por la mañana y a beneficio de diferentes colectivos sociales como Cáritas Menorca, AECC (Contra el Càncer), ASPANOB, ALCER y Creu Roja Espanyola». Aquí se contó con la colaboración de Bep Marquès, Xalandrí, Gospel y la Capella Davídica.

También celebraron una rifa de una cesta con productos de las tiendas colaboradoras, recaudando dinero para Càrites, «regalándoles una participación de Lotería del Niño del 2012 a todos nuestros clientes».

En la calle sa Carnisseria esperan y desean que «sea posible seguir organizando actividades en el 2013 y que sean del agrado de todos», concluyen.