Manacor se entrega en cuerpo y alma al Dimoni Gros

G.Mas/A.Bassa | 17/01/2018

Valorar:
preload
Los ‘foguerons’, las Completes y las canciones dedicadas al Sant protagonizaron una celebración seguida por miles de personas.

Los ‘foguerons’, las Completes y las canciones dedicadas al Sant protagonizaron una celebración seguida por miles de personas.

16-01-2018 | Guillem Mas

Manacor volvió a vibrar con la fiesta de Sant Antoni. La fiesta no defraudó a nadie y miles de personas participaron en esta celebración, que tuvo su inicio con la salida de los dimonis y sonadors de Cas Baciner a las 14.15 horas. Faltaba una hora para que la comitiva llegara al Ajuntament Vell, donde tradicionalmente se efectúa el primer ball, y la plaza se iba llenando de gente para ocupar las primeras filas y disfrutar de estos bailes. Desde hace una década la fiesta coge más fuerza y, a día de hoy, es una de las más multitudinarias de la Isla. Tanto que la celebración es un auténtico sentimiento.

Poco después de las 14.30 horas, los dimonis llegaban acompañados de aplausos y en medio de una multitud que coreaba las tonades de Sant Antoni y al grito de que boti, que boti Manacor! Los primeros acordes de los sonadors hicieron vibrar a los satantoniers congregados ante el Ajuntament. Hasta tres bailes ante los presentes hicieron disfrutar a los congregados ávidos de fiesta, tradición y celebración por todo lo alto.

Como manda la tradición, la comitiva subió hasta la sala de plenos, donde ofrecieron sus bailes ante la alcaldesa y los concejales. También se hizo la foto de rigor cuando el Dimoni Gros, los dimonis, Sant Antoni, el rector Andreu Genovart y la alcaldesa ocuparon los sillones presidenciales. Otro de los momentos más emotivos es cuando el Dimoni Gros sale a saludar a los vecinos desde el balcón del Ajuntament y es aclamado por centenares de santantoniers.

Completes

Seguidamente, la comitiva recorrió diferentes puntos de la ciudad, como la visita a la residencia de mayores, bares y domicilios santantoniers. A las 19 horas se inició la colcada que, con el tradicional carro, trasladó a las autoridades y comitiva hasta la parroquia de la Mare de Déu dels Dolors. Allí se celebraron las tradicionales Completes, que volvieron a congregar a una multitud desde media tarde. La Banda de Música dirigió estos cantos que demuestran un auténtico fervor santantonier y que abren las puertas al encendido del primer fogueró en la plaza de la Rectoria.

A las 20 horas, los dimonis encendieron la primera hoguera y una traca de cohetes daba permiso al resto de foguerons para poder ser encendidos y dar rienda suelta a una noche de gloses, cantos, torrades, ball de bot y fiesta hasta entrada la madrugada.

‘Revetla’

De esta manera, decenas de manacorins acompañaron hasta la madrugada a la comitiva de dimonis por los diferentes foguerons repartidos por toda la ciudad haciendo las delicias de los vecinos entre baile y baile. Mientras, en la plaza Ramon Llull, el grupo Galivança llevó el ball de bot a la fiesta y centenares de personas bailaron los bailes folclóricos.

Para la jornada de este miércoles están previstas las tradicionales Beneïdes en la plaza Ramon Llull, en las que prevé una participación multitudinaria tanto por la presencia de animales como de carrozas. Ya por la tarde, a las 16 horas, los dimonis visitarán el hipódromo y realizarán el último recorrido por la ciudad. Todo terminará a las 20 horas, cuando se llevará a cabo el último baile en la plaza de sa Bassa y, en la parroquia dels Dolors, la misa solemne en honor a Sant Antoni.

Para el fin de semana, la cita será en el núcleo de Son Macià. Será el domingo por la tarde y la plaza volverá a ser un escenario de carrozas tradicionales y otras de carácter reivindicativo y, sobre todo, todas ellas con un toque propio de humor. Así se darán por acabadas las fiestas de Sant Antoni, las más sentidas del municipio.