Todo apunta a un 2017 histórico

Las previsiones de los grupos turísticos y touroperadores son más que optimistas de cara al próximo año, aunque la incógnita será saber si funciona o no la regulación del alquiler vacacional

Juan Luis Ruiz Collado | 19/11/2016

Valorar:
preload
Gabriel Barceló firma el contrato de adjudicación del Palacio de Congresos de Palma, en Londres.

Gabriel Barceló firma el contrato de adjudicación del Palacio de Congresos de Palma, en Londres.

19-11-2016 | Ultima Hora

Balears acaba de tener la mejor temporada turística de toda su historia y con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) por encima de la media nacional, más de un 4,1 %. La previsión para 2017, según anunciaron los grupos turísticos y touroperadores en la pasada feria de la World Travel Market de Londres (5 al 10 de noviembre) es todavía más positiva, ya que se espera que venga la misma cantidad de turistas y que sea mucho más rentable, ya que los incrementos de precios en la contratación de cupos de camas han sido de media entre un 5 y 7 %.

Una de las incógnitas a resolver es si el Brexit tendrá o no efectos en el mercado británico, ya que la devaluación de la libra respecto al euro irá a más a medida que se concrete la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El mercado británico, pese a todo, crecerá por razones geopolígicas, ya que las reservas a Turquía, Egipto y Túnez están en estos momentos un 40 % por debajo del pasado año. La inseguridad en estos destinos va a beneficiar, un año más, a Balears.

Los touroperadores alemanes coinciden con los británicos, en el sentido de que los desvíos de turistas alemanes seguirán en 2017, lo cual hará que los niveles de ocupación sean iguales a los de este año, pero con más rentabilidad.

Alquiler

El alquiler turístico vacacional será, sin duda alguna, uno de los principales problemas a lo largo de todo el próximo año. El Govern deberá tener regulado, vía reglamento o ley, esta oferta, pero los sistemas de control serán vitales para erradicar el fraude turístico.

Un producto que crecerá en la temporada que viene será la oferta hotelera del todo incluido, en concreto en el mercado británico por una cuestión de costes para el segmento de las familias.

Con todo esto, el horizonte turístico para Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera es positivo, con el añadido de que en 2017 se tiene que consolidar de una vez por todas el tener una temporada de ocho y nueve meses.

Las aerolíneas y touroperadores han pedido, una y otra vez, que para lograr romper la estacionalidad hay que contar con producto, circunstancia que se está logrado gracias a la apuesta que está realizando la iniciativa privada.

El sector de los cruceros seguirá manteniendo una línea creciente en cuanto a escalas y cruceristas, pero todavía no se alcanzarán las cifras de 2015, que fueron récord en escalas y base de cruceros. La Autoritat Portuària de Balears intenta evitar que coincidan en el puerto más de cuatro cruceros.

El gasto turístico, salvo que no pase ningún acontecimiento internacional que distorsione el normal desarrollo de la temporada turística, volverá a crecer, repercutiendo ello en la oferta comercial, de restauración, oferta complementaria y en todo el sector de la distribución de servicios.