Dragonfly British Nursery

El desarrollo social de los niños es fundamental en su filosofía

Actividad: Guarderías

Valorar:
preload
Una de las aulas del centro infantil Dragonfly British Nursery.

Una de las aulas del centro infantil Dragonfly British Nursery.

12-07-2016
Dragonfly British NurseryDragonfly British NurseryDragonfly British NurseryDragonfly British Nursery

Dragonfly British Nursery es un centro infantil de habla inglesa para niños y niñas de 0 a 3 años con una filosofía educativa actual, donde consideran que cada niño merece el mejor comienzo posible en su formación y un apoyo que les permita desarrollar su potencial.

El personal docente, que está compuesto por profesores nativos, está comprometido en una total educación en habla inglesa que así les permite a los niños y niñas desarrollarse desde pequeños en el idioma. En sus aulas, el maestro tiene el papel de guía y aporta sus experiencias y conocimiento en el desarrollo infantil.

Con experiencia, sensibilidad y cariño, los profesores crean un refugio seguro en Dragonfly British Nursery, para que los niños puedan dar pequeños y grandes pasos en su desarrollo personal. El ambiente del centro está diseñado para contribuir a que cada niño forme parte de una comunidad y pueda disfrutar de experiencias que proporcionan una base para la vida futura y el aprendizaje.

Programa educacional
El programa educativo está orientado a ayudar a los niños y niñas a desarrollar hábitos de observación, escucha y cuestionamiento. Los niños aprenden que son libres de tomar decisiones, y que, siempre y cuando se mantengan dentro de los límites de la consideración hacia las personas y las cosas, no siempre tienen que conformarse.

Se trata de un programa abierto que prepara al niño para que sepa utilizar todas sus habilidades intelectuales y creativas en un futuro. Entre las muchas actividades que ayudan a sus desarrollo personal y aprendizaje cuentan con un huerto, en el que los más pequeñas pueden relacionarse con el medioambiente.

Inmersión en inglés
Los niños deben divertirse aprendiendo un idioma para desarrollar un amor por él. Hablar, música, arte, deportes, interpretación y el juego, son una forma divertida de aprender inglés.

El lenguaje es una habilidad, y como cualquier otra habilidad, sólo mejorará con la exposición constante y suficiente práctica. Crear una base sólida, y el interés por el idioma desde una edad temprana le dará a los niños la ventaja de ser bilingües.