El motor en Mallorca

Como nuevo a sus cuarenta años

|

Valorar:
Visto 707 veces
preload
Gori Coll, junto a su precioso Charleston que él mismo ha restaurado durante tres años.

Gori Coll, junto a su precioso Charleston que él mismo ha restaurado durante tres años.

14-02-2017 | Jaume Morey

Gori Coll es el dueño de este Citröen 2 CV Charleston de 1977 que adquirió en 2008. El coche inicialmente era de un vecino de Consell que tenía una tienda de motos y que lo había comprado para restaurarlo, pero desistió de la empresa y gracias a un tío de Gori, que hizo de intermediario, lo pudo comprar.

Asegura Gori que el coche en líneas generales no estaba aprovechable, por lo que tenía mucho trabajo para poder dejarlo en perfectas condiciones. Su primer paso fue desmontarlo por completo y emprender el duro trabajo de la restauración, que se prolongó durante tres largos años en los que hubo que meter muchas horas de trabajo para dejarlo en perfectas condiciones. Con la ayuda de su amigo Pedro hicieron buena parte del trabajo y además contó con el apoyo de su tío, que era mecánico en Santa Eugenia y conocía a la perfección estos coches, ya que había trabajado en el concesionario de Citröen en Palma en la época en la que estos coches estaban de moda.

Sobre el vehículo en cuestión, se trata de un modelo Charleston muy poco visto en la Isla, puede que haya otros dos en Mallorca. Gori explica que en la actualidad tiene otro 2CV que está en proceso de restauración, porque asegura que le gusta hacer las cosas bien y que los coches queden perfectos, de ahí que invierta tanto tiempo en restaurarlos, pues no le gustan las cosas a medias.

Acerca del modelo, afirma que es un coche que le ha gustado durante toda su vida, no sabe muy bien por qué, pero siente pasión por estos coches. No se considera un coleccionista, ya que en realidad sólo tiene este coche y en el que trabaja en la actualidad. No tiene intención de ampliar la colección, ya que exigen mucho trabajo y no dispone de tanto tiempo libre como este tipo de empresas necesita.
Lo que sí es cierto es que la restauración que ha realizado a este Charleston es una de las mejores que hemos visto. El coche tiene un color precioso y conserva todos los detalles propios del modelo. La producción del 2 CV finalizó en 1988 en la planta francesa de Levallois-Perret y el último 2 CV, un Charleston para más señas, se fabricó el 27 de julio de 1990 en la planta portuguesa de Mangualde, marcando el fin de la producción de este coche.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Marc
Hace un mes

Solo conocía la versión negra y granate, este en tonos grises no lo había visto nunca, creo que la pintura y los faros cromados eran las únicas diferencias de los otros 2 cv. Buen trabajo, que lo disfrutes!

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1