El motor en Mallorca

Un gran acierto de BMW

|

Valorar:
Visto 462 veces
preload
Antonio Barceló es el propietario de este magnífico BMW 2002 TII de 1973 que compró y restauró para correr en ‘rallies’ de regularidad

Antonio Barceló es el propietario de este magnífico BMW 2002 TII de 1973 que compró y restauró para correr en ‘rallies’ de regularidad

24-02-2018 | [[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[ ]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]

Toni Barceló es el propietario de este magnífico BMW 2002 TII de 1973 que compró en 2008. Nos cuenta que lo encontró por internet en un pequeño pueblo de Alicante, donde llevaba muchos tiempo parado. Su propietario era un extranjero que decidió venderlo al regresar a su país.

El coche necesitaba una buena restauración, pero era ideal para lo que quería Toni, que no era otra cosa que prepararlo para participar en competiciones de rallies de regularidad, una pasión que tiene desde muy joven y donde ha conseguido en varios años alzarse con el título de campeón de Baleares.

Sus primeros pinitos en esto de la competición fueron en 2007 con un Triumph de su propiedad y luego en 2010 se pasó al BMW. Ha participado como piloto y copiloto en las distintas pruebas que se celebran del Campeonato de Balears de la especialidad. Se considera un admirador de los clásicos y, aunque lo que realmente le gusta son los rallies, no pierde la oportunidad de hacerse con un buen coche, como fue el caso de la compra del BMW.

ILUSIÓN Y GANAS

En cuanto al coche en cuestión, decir que el BMW Serie 02 es una gama de autos ejecutivos compactos producidos por la automotriz alemana BMW entre 1966 y 1977, basada en una versión abreviada de los New Class Sedans. La Serie 02 captó a atención de los entusiastas y esta bleció a BMW como una marca internacional. Esta es la definición genérica, pero nuestro interlocutor nos comenta que fue este coche el que salvó a la marca alemana de la quiebra, ya que el lanzamiento de este modelo supuso un antes y un después para la marca germana. Fue un coche que se fabricó en tres motorizaciones, la última con inyección y 130 CV de potencia. Con el paso del tiempo se ha convertido en un coche casi imposible de encontrar en España, ya que por aquella época llegaban muy pocos modelos a nuestro país y los únicos que recalaban en la Península llegaban desde Canarias, donde al ser puerto franco los impuestos eran mínimos y algunos podían hacerse con uno de estos modelos para luego revenderlos en la Península. Los pocos que llegaban a territorio peninsular eran de importación. Eran coches que no se podía permitir el bolsillo de la mayoría de los españoles en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta. Hoy en día es otra historia.

Y como hablamos de competición, decir que Toni Barceló participa en esta aventura con otro gran conocido de la afición mallorquina y con varios títulos de rallies en su haber: Joan Verger, que actúa de copiloto y de piloto a la vez, ya que este modelo de competición lo permite. Nos comenta que lleva nueve años participando en este tipo de competiciones y se lo pasa realmente bien, ya que junto a Toni forman un gran tándem que tratan de pasárselo lo mejor posible y, si es posible, ganar competiciones, aunque lo importante es pasar unos días de camaradería con gente que comparte sus mismas aficiones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.