Volvo XC60 T8 Híbrido

|

Valorar:
Visto 197 veces
preload
Un deportivo en forma de SUV

Un deportivo en forma de SUV

20-05-2018 | Miquel Àngel Llabrés

Todas la versiones XC del fabricante nórdico pertenecen al grupo de coches todoterreno de la firma, que han recibido un gran impulso últimamente para poder «competir» en igualdad de condiciones con el resto de modelos de este tipo de las marcas Premium. Objetivo cumplido.

Ya tuvimos en su día la ocasión de probar este modelo recién renovado con el motor diésel de 2.0 litros con doble turbo, que nos dejó enamorados. En esta ocasión el turno ha sido para el motor de gasolina T8 híbrido, un auténtico lujo al servicio de la tecnología y del medio ambiente.

El Volvo XC60 se presentó por primera vez como prototipo en el año 2007. En el año 2013 se le hizo un restyling bastante completo, aunque ha sido en 2017 cuando se puede decir que se lanzó un vehículo totalmente nuevo, con nueva estética exterior y un interior más acogedor y moderno.

Estéticamente, llama la atención sobre todo por el frontal, que cuenta con los faros que va incorporando la marca en sus nuevos modelos, que le dan un carácter más moderno e incluso agresivo al ser más afilado.

De la parte posterior, aunque sigue la marca situando los faros en posición vertical, muy al estilo Honda CRV, esta vez son mucho más estilizados, que le quedan muy bien, sobre todo por la iluminación led de los mismos.

La unidad que nosotros hemos probado es el más potente de la gama, el T8 Twin Engine, un propulsor de 2.0 litros y cuatro cilindros de gasolina, que incorpora un motor turbo alimentado complementeado por un motor eléctrico. Es un híbrido enchufable.

La potencia total del vehículo son ni más ni menos que 407 CV, que se subdividen con 320 CV del motor de gasolina que impulsa las ruedas delanteras y los 87 CV del motor eléctrico, que impulsa a las ruedas traseras, con lo que se logra una aceleración instantánea y tracción a las cuatro ruedas cuando se necesita. Además, también se consigue que tenga las emisiones de CO2 más bajas de la gama.

Las prestaciones de esta unidad son las de un deportivo con coraza de SUV de grandes dimensiones. Así, la velocidad máxima es de 230 Km/h y consigue acelerar hasta los 100 Km/h en sólo 5,3 segundos, todo un récord.

Para el consumo del vehículo, cuando el motor eléctrico está cargado, la marca anuncia unas cifras realmente espectaculares, con una media de 2,1 litros a los 100 kilómetros. Todas las prestaciones son un lujo para poder conducirlo de forma muy alegre por las carreteras, con una seguridad total.

Hay que pensar que un vehículo todoterreno tiene sus posibilidades dinámicas mermadas por su altura y peso, que no le permiten trazar las curvas como se haría con una berlina más baja, aunque el XC60 en concreto, gracias a unas suspensiones muy equilibradas, se puede decir que se comporta genial en carreteras viradas gracias a la suspensión neumática.

El interior es otro de los apartados donde el nuevo XC60 responde perfectamente a las expectativas creadas. En su día tuvimos la oportunidad de probar la lujosa berlina Volvo XC90, de la que nos llamó poderosamente la atención el interior y en el XC60 nos ha pasado más de lo mismo.

En el XC60 cabe destacar la calidad interior que se percibe en todos los elementos, con la utilización de materiales nobles, asientos de piel de excelente calidad, etc.

El equipamiento de serie es muy completo, con ausencia casi total de elementos analógicos en el cuadro de mandos y con una pantalla presidiendo la consola central que está situada en posición vertical al estilo Renault, aunque a diferencia de la francesa, ésta no cuenta con la información dispersa, sino que es intuitiva y te permite acceder a la configuración del vehículo con facilidad. En resumen, un SUV de primera categoría para satisfacer a los más exigentes.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.