Prestaciones y elegancia unidas en este gran SUV: Volvo XC40 D4

|

Valorar:
Visto 343 veces
preload
Un rincón de un centro comercial de Marratxí nos ha servido como un escenario perfecto para este imponente vehículo de la marca sueca que tanto éxito ha tenido.

Un rincón de un centro comercial de Marratxí nos ha servido como un escenario perfecto para este imponente vehículo de la marca sueca que tanto éxito ha tenido.

23-05-2018 | [[[[[[[[[[[[[[[ ]]]]]]]]]]]]]]]

La marca nórdica puso a la venta hace muy poco tiempo el más ‘pequeño’ de la saga de los SUV, el XC40. Se trata de un vehículo que nos sorprendió muy gratamente porque contaba con prácticamente todo lo que se demanda de un modelo de sus características, además de tener un precio muy equilibrado. Eso ha dado lugar a que esté teniendo un gran éxito de ventas desde el principio.

Sus 4,4 metros de longitud la verdad es que dan mucho de sí para que todos sus ocupantes vayan sentados de forma cómoda, además de tener un maletero con una cabida de 460 litros, lo cual lo hacen ideal para esta isla, aunque también te permite hacer grandes viajes sin ningún problema de espacio.

Estéticamente, sin ser un modelo rupturista respecto al resto de la gama XC, sí que presenta un encanto especial lo mires por donde lo mires, con una imagen muy ‘Volvo’. La parte delantera dispone de los faros full led que llevan ya prácticamente todos los vehículos de la marca.

La parte posterior, con los faros situados verticalmente, ofrece un diseño de lo más interesante, ya que le imprime un carácter juvenil. También cabe destacar el hecho de que el parachoques sea bicolor, con la parte inferior en color plástico, que permite que aparcar no suponga tenerlo lleno de golpecitos y rayajos.

Cuando se puso a la venta tuvimos la oportunidad de probar un T5 R-Design con tracción total AWD, que montaba un motor de gasolina de 2.0 litros de 247 CV.
En esta ocasión hemos probado el motor diésel D4, un propulsor de 1.969 cc, que desarrolla una potencia máxima de 190 CV a 4.000 rpm y cambio automático de 8 velocidades. Si bien no tiene el mismo nervio que la versión que probamos con anterioridad, cabe destacar de este modelo es un vehículo con un dinamismo muy interesante.
Éste se concreta en unas prestaciones más que suficientes para circular a buen ritmo en cualquier circunstancia. Así, acelera de 0 a 100 Km/h en 7,9 segundos y su velocidad máxima es de 210 Km/h.

En el consumo también se trata de un vehículo de lo más eficiente, ya que la marca anuncia 5,1 litros a los 100 Km, que nosotros hemos elevado sólo hasta los 6, que es una cifra de récord.

El comportamiento en carretera es también muy bueno. El hecho de ser un vehículo un poco alto no le resta excesivo dinamismo porque las suspensiones son bastante equilibradas, lo cual es de agradecer. En las curvas no tiende a subvirar ni a sobrevirar en ningún momento.

INTERIOR

En el interior, siguiendo con la última tendencia de la marca sueca, también se ha realizado un trabajo excelente, con unos materiales de gran calidad en todos los acabados, lo que hace que los molestos ruidos estén lejos del XC40.

El marcador es de lo más completo ya que, además de ser todo digital aunque con apariencia de llevar las clásicas agujas, se complementa perfectamente con una información completísima en la parte central, donde puede aparecer el navegador o una información pormenorizada de otros datos del motor y del SUV. La consola central tiene un diseño bastante limpio, con una ausencia prácticamente total de mandos, funciones que se pueden manejar desde la ya clásica pantalla táctil de la marca situada en posición vertical, donde se pueden controlar prácticamente todos los elementos del vehículo.

Del interior también podemos destacar el gran espacio para las piernas que tienen los ocupantes de las plazas posteriores, además de contar con prácticos espacios donde poder colocar objetos, lo que facilita la comodidad en el día a día de la conducción.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.