Calvià

El juez archiva otra denuncia del PP contra Nájera por presunta prevaricación urbanística

El Partido Popular tiene tres días para recurrir la decisión judicial sobre el «caso Western Park»

Valorar:
Nunca vista
preload
La alcaldesa Margarita Nájera, con su abogado Gabriel Garcias, en los juzgados.

La alcaldesa Margarita Nájera, con su abogado Gabriel Garcias, en los juzgados.

J.R./C.R.G./G.P.
El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, Juan Manuel Sobrino, archivó ayer la denuncia del Partido Popular contra Margarita Nájera, ex alcaldesa del municipio, por presunta prevaricación urbanística, en el llamado «caso Western Park». La denuncia la interpuso el Fiscal Jefe de Balears a instancias del Partido Popular (PP) de Calvià en octubre de 2002 contra la socialista Margarita Nájera, por entonces alcaldesa de Calvià; Neus Pacheco, teniente de alcalde de Urbanismo; el arquitecto municipal, Ignacio Pomar, y Jorge Herrero, que ejercía de asesor de Urbanismo en el Ajuntament. También estaba encausada la arquitecto Isabel Nájera, hermana de Margarita, que redactó el polémico proyecto. El archivo de esta causa puede ser recurrido en tres días.

La denuncia del PP se basa en la concesión de obras en febrero de 2002, por parte de la comisión de gobierno del Ajuntament de Calvià para reconvertir el antiguo centro de ocio El Dorado en el Western Park. La licencia se concedió de forma provisional en relación a una futura modificación del PGOU. El Plan General que rige el urbanismo en Calvià desde julio de 2000 calificaba como suelo urbano residencial unifamiliar los terrenos sobre los que se autorizó la ampliación del complejo con la construcción de nuevos toboganes, taquillas, una nave prefabricada y aseo, entre otros. Según la denuncia se trataba de un uso recreativo o turístico no previsto en el PGOU, por lo que la licencia jamás debería haber sido aprobada.

En una primera valoración, la ex alcaldesa Margarita Nájera indicó que «más importante que el archivo de las denuncias es el porqué. El PP de Calvià hizo mucho ruido con las denuncias por un motivo concreto: desprestigiar la honorabilidad de una persona y ahora todas las denuncias se van desmontando». «Estuve 20 años implicada en la administración trabajando por el municipio y me gustaría que mi imagen quede limpia y que se reconozca lo que hice», agregó. Neus Pacheco, ex regidora de Urbanismo en el Ajuntament de Calvià, a la espera de analizar hoy con más profundidad el auto del juez, también manifestó su satisfacción: «Teníamos la certeza de actuar correctamente y no rozar la ilegalidad y así se ha confirmado».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.