Golpe fatal junto a Son Llàtzer

Un trabajador muere al ser golpeado por una excavadora en las obras de ampliación de la carretera de Manacor

|

Valorar:
Visto una vez
preload

Un operario sudamericano de 26 años falleció ayer por la tarde frente a la desaladora Badia de Palma al ser golpeado por una máquina excavadora cuando trabajaba en las obras de ampliación de la carretera de Manacor. Un portavoz del juzgado de guardia informó que sobre las 15.20 horas fueron avisados por el servicio sanitario del 061 de que se había producido un accidente laboral mortal en la carretera de Manacor, entre Agama y el hospital en construcción de Son Llàtzer. Los médicos no habían podido hacer nada por la víctima, que fue identificado como Fran Carlos Ribelles Bronda. El joven, según los primeros datos, se encontraba a pocos metros de la entrada de la desaladora cuando fue golpeado por una máquina excavadora.

El trabajador quedó tendido sobre la cuneta, con un gran golpe en la cabeza y aparentemente sin vida. Sus compañeros fueron quienes dieron aviso a la policía y en pocos minutos llegaron al kilómetro 3 de esa carretera varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía y del subsector de Tráfico de la Guardia Civil. Al final fue el primer Cuerpo quién se hizo cargo de las investigaciones, pero el portavoz de la emisora del 091 se negó a facilitar cualquier detalle del accidente, alegando que el encargado de tal tarea era el gabinete de prensa, que a esas horas estaba cerrado.

Sea como fuere, el juzgado de guardia explicó que la víctima era, al parecer, un inmigrante que carecía de familia en la Isla y que se alojaba en un hostal. Las causas exactas del siniestro están en fase de investigación, aunque con los datos recogidos los investigadores han efectuado ya una reconstrucción parcial de los hechos.

De acuerdo con estas hipótesis, el conductor de la máquina excavadora maniobró junto a la carretera sin advertir a tiempo a su compañero, que recibió un tremendo golpe sin que tampoco pudiera esquivar la pala. El cuerpo sin vida del trabajador quedó tendido sobre la cuneta por espacio de casi una hora, hasta que el juzgado de guardia autorizó que los restos mortales del joven fueran trasladados al instituto anatómico forense, donde hoy está previsto que se le practique la autopsia.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.