Calentando motores

|

Valorar:
preload
420

05-09-2014

A pocas horas de que comenzara la que sin duda será una de las citas más importantes del verano en Eivissa, todas las personas que han hecho posible una nueva edición de la Fórmula 1 del mar se dieron cita la noche del miércoles en un marco incomparable.

Con motivo del Ibiza Mediterranean Grand Prix 2014, la Torre del Canónigo fue testigo de una velada de lujo que precede a la ya conocida gran cita del motor acuática.

El lugar escogido fue el restaurante del hotel La Torre del Canónigo, ubicado en Dalt Vila sobre un monumento del siglo XVI.

La competición Ibiza Mediterranean Grand Prix tiene lugar los días 5, 6 y 7 de septiembre en Platja d’en Bossa y forma parte de uno de los acontecimientos más importantes del año, que atraerá a la isla a centenares de turistas y aficionados a este deporte.

Los invitados, amigos y participantes del Campeonato del mundo de Motonáutica Class 1 disfrutaron la noche del miércoles de un aperitivo y cena amenizado con la música de un dj en directo y las maravillosas vistas de la isla. Juan Pedro Peláez, asistant manager, no dejó ni un detalle al azar. Una degustación de cocina mediterránea-japonesa, que hizo que los comensales pudieran descubrir texturas y sabores diferentes y novedosos. Todo ambientado en un lugar con un encanto especial alrededor de la piscina.

Jürgen Bushe, director manager, ofreció a los asistentes un ameno discurso que tras terminar recibió un aplauso y una ovación de los allí presentes. La reunión, que concluyó alrededor de media noche con bailes y diversión, no dejó a nadie indiferente.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.