Las 1.000 agendas solidarias de Apfem

| Eivissa |

Valorar:
preload
341

02-01-2015

La Asociación Pitiusa de Familiares de Personas con Enfermedad Mental (Apfem) ha editado su primera agenda solidaria con imágenes de algunos de sus pacientes con autismo. El objetivo es, por un lado, sensibilizar a la población sobre esta enfermedad y normalizar el colectivo. Pero también ayudar a financiar todos los proyectos que lleva a cabo esta asociación sin ánimo de lucro que desde 1995 ofrece servicios a las personas diagnosticadas con alguna enfermedad mental que no cubre la sanidad pública. «Cada año tenemos más demanda y este final de año está siendo difícil a nivel económico», señala la coordinadora de la Asociación Antonella Greco.

Para poder desarrollar su labor social, APFEM cuenta con la cuota de sus socios, donativos de particulares o empresas, recaudación de actos solidarios, pero sobretodo, ayudas que reciben de las diferentes administraciones públicas. La de mayor peso es la que ingresan anualmente del Consell d’Eivissa. La dotación recibida de la institución insular este año, que corresponde a la subvención pactada en 2013, es de 26.000 euros, casi la mitad de lo firmado en 2014 para recibir el año próximo. «El problema es que las subvenciones son muy variables de un año a otro, pero los proyectos son los mismos e incluso vamos aumentando el número de usuarios y esto nos dificulta la tarea contable», se lamenta Greco. La coordinadora de APFEM destaca el esfuerzo hecho por el Ayuntamiento de Santa Eulària, «el único de la isla que responde cada año con un convenio de colaboración estable», este año de 14.400 euros.

Con la venta de los 1000 ejemplares de agenda 2015 y la donación procedente de otras acciones solidarias esperan poder cubrir gastos en este final de año. La agenda ya está a la venta por diez euros en algunas papelerías de la isla y en el recibidor de la Clínica Nuestra Señora del Rosario. También se puede adquirir en los diferentes mercadillos solidarios que se celebran en estas fechas.

APFEM atiende a lo largo del año a más de 180 personas entre pacientes y sus familiares. Para ello cuenta con 5 empleados además de una amplia bolsa de voluntarios que en total suman unas 25 personas. La Asociación se dirige tanto a adultos como a niños. Autismo, fobias, problemas de conducta o del estado de ánimo son algunos de las patologías que tratan. Sus terapeutas también realizan visitas al centro penitenciario de Eivissa dos veces por semana para ayudar a reclusos con trastornos mentales o en riesgo de padecerlos y los apoyan en su inserción socio laboral una vez salen de la cárcel. Además cuentan con un centro de día al que acuden diariamente unos 50 adultos con enfermedades mentales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.