Los almendros a la luz de la luna

| Eivissa |

Valorar:
preload
303

02-02-2015

Todo está listo y preparado para que esta noche se celebre un año más la ya tradicional marcha nocturna Anem de lluna i mirem-nos sa flor, que unirá a lo largo de un trazado de costa y monte, las localidades de Sant Antoni y Santa Agnès.

Se trata de una actividad turística de carácter recreativo, que se organiza al amparo de la luz de la luna llena, a la que están invitadas todas aquellas personas que quieran participar, independientemente de su edad.

Una interesante iniciativa que comenzó en el año 2004 y que se lleva a cabo aprovechando las fiestas patronales que acogen ambas localidades y «con la que pretendemos disfrutar de los muchos encantos que atesoran los paisajes naturales que rodean ambos núcleos de población», según explicó Lidia Costa, concejala de Fiestas y Juventud del Ayuntamiento de Sant Antoni. Y además, «conseguimos impulsar la práctica de ejercicio físico, de una forma sana y divertida para todos los miembros de la familia».

Unos 400 participantes

De este modo, según apuntan las previsiones, unas 400 personas, (aunque esto dependerá mucho del tiempo que haga, entre otros factores), efectuarán la salida de esta caminata nocturna, a partir de las 20,00 horas, desde las puertas del Ayuntamiento de Sant Antoni con la intención de alcanzar, a paso moderado, Santa Agnés, donde se espera la llegada de los primeros participantes en torno a las 22,30 horas.

El recorrido, pese a que no exige unas condiciones físicas especiales, si precisa de unos requisitos básicos y esenciales, por lo que «aconsejamos llevar un calzado que sea cómodo, ropa de abrigo, agua y linternas», apuntó la responsable del área de festejos de Sant Antoni.

Una vez finalizado el camino en Santa Agnès, los participantes en esta ruta con el plenilunio como gran protagonista de la velada, podrán disfrutar de un rato de descanso y esparcimiento en la carpa que allí se ha instalado.

Reponer fuerzas en Corona

Según explicó María Ferrer, presidenta de la Asociación de Vecinos de Corona, «se trata de un punto de encuentro y de convivencia, en el que todas las personas que lo deseen, podrán reponer sus fuerzas tomando con nosotros un café caleta, un pan con sobrasada o un bocadillo, comiendo un poco de torrada y escuchando algo de música, ya que lo que queremos es que todos los que realicen la subida hasta aquí se lo pasen bien»..

Por último, reseñar que, tras esos reparadores momentos de descanso y diversión, todas aquellas personas que lo estimen oportuno, podrán hacer uso tras su llegada a Santa Agnés, de un servicio de transporte especial de autobuses, dispuesto para la ocasión por los organizadores del evento, con el que serán trasladados de un núcleo de población a otro de manera gratuita.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.