‘Dijous llarder’ en gaditano

| | Eivissa |

Valorar:
preload
330

12-02-2015

Esta tarde, a partir de las 19,30 horas, la carpa del Paseo de Vara de Rey en Vila se llenará con el sentido del humor y la particular forma de vivir la vida y el Carnaval que tienen los gaditanos gracias a la presencia de La Chirigota de la Peña Carnavalesca El Pellizco y la Comparsa Clandestina de Valdemoro.

El primero de los grupos, con cuatro años de historia y asentado en la localidad madrileña de Seseña, presentará en la isla su espectáculo Los Pegaitos, cuya dirección, letra y música ha sido obra del director de la formación, Juanjo García, mientras que la dirección musical ha corrido a cargo de Roberto Bermejo. «Creo que será una tarde muy divertida para todos porque los doce miembros que participamos subiremos al escenario disfrazados de imanes de nevera y porque durante nuestra actuación prometemos muchas bromas y sorpresas gracias a unas letras llenas de mucha gracia e ironía», aseguró ayer a este periódico el propio Juanjo García.

Asimismo, también promete mucha diversión la actuación de los trece miembros de la Comparsa Clandestina de Valdemoro, que en este 2015 se han bautizado con el nombre de Los Caballeros y que irán vestidos todos con un disfraz de Capitán Alatriste. En este caso la dirección y la música ha sido elaborada por César Castro y la letra, más ácida y con un carácter más de denuncia que las de la chirigota, ha sido elaborada por los propios miembros de la comparsa.

Diferencias

En este sentido, Juanjo García quiso dejar claro a todos los habitantes de Eivissa la diferencia existente entre una chirigota y una comparsa. «Para los profanos en la materia puede parecer que hablamos de lo mismo pero son dos estilos muy distintos, ya que la chirigota se basa más en la ironía y en la gracia y sus disfraces, que reciben el nombre de Tipo, son más alegres, mientras que la comparsa surgió en los años sesenta como un número aparte con letras más elaboradas y de denuncia y con una música y puesta en escena mucho más cuidada».

Aún así, ambas beben del sentido del humor gaditano, único en el mundo entero. «No creo que los de Cádiz seamos especiales porque estoy seguro que todo el mundo quiere pasárselo lo mejor posible en la vida, aunque si es verdad que nosotros tenemos una manera de pasar nuestros días sin complejos, que se basa en reírnos de todo y hasta de nosotros mismos, y sobre todo, en disfrutar de la vida sin contraindicaciones», resumió Juanjo García.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.