Tradiciones y costumbres para no olvidar

| Eivissa |

Valorar:
preload
Para los niños un paseo en carro es en sí toda una fiesta. Foto: TONI ESCOBAR

Para los niños un paseo en carro es en sí toda una fiesta. Foto: TONI ESCOBAR

01-03-2015

Dar a conocer los valores de la vida de antaño y acercar a los más pequeños de la familia las tradiciones cotidianas de nuestros abuelos, son algunos de los objetivos con los que un año más los vecinos y mayores de Corona, han organizado en colaboración con la APA del Colegio de Santa Agnès, la celebración de la VII ‘Sitja’ - Feria del Campo y del producto local.

Un evento de carácter lúdico y cultural que tiene como marco de convivencia, a poca distancia del núcleo urbano, la finca de Sa Rota d’en Coca, propiedad de Toni Boned. Un singular escenario natural desde el que se domina con nitidez la amplitud que nos ofrece a la vista el paisaje del llano de Santa Agnès, salpicado por entero, aquí y allá, con la resplandeciente e inmaculada claridad de las flores de los almendros.

En una soleada jornada casi primaveral, tanto residentes como visitantes, disfrutaron ayer de un salto al pasado a través de las diferentes exposiciones instaladas para mostrar los antiguos aperos y herramientas empleados en las labores del campo, sus usos y las diferentes faenas agrarias que se llevaban a cabo.

En este sentido, Toni Boned, uno de los impulsores del evento, explicó que «lo que pretendemos con estas actividades es hacer un homenaje a las costumbres de nuestros mayores, para que los niños puedan también aprenderlas y no se pierdan con el paso del tiempo». Asimismo, Toni Boned mostró su satisfacción por el éxito que ha ido cobrando esta cita festiva, al recordar que todo comenzó «cuando hace unos años empezamos a restaurar esta finca que era de mi familia y que estaba un poco abandonada. Descubrimos un viejo horno para hacer carbón y decidimos restaurarlo. Después, pensamos que estaría bien ponerlo en marcha otra vez y conservar esa tradición para poder enseñársela a nuestros hijos».

Ayer sábado, el programa de actividades estuvo dedicado, precisamente, ‘als ametllers i l´ametlla de Corona’, así como a las tareas agrícolas relacionadas con su recolección y posterior manufactura con métodos artesanales. Una muestra de tradiciones que se ha hecho con un lugar en el calendario, atrayendo cada vez a más público.

Así las cosas, a lo largo de todo el día, tanto niños como adultos, tuvieron la oportunidad de participar en un extenso programa de actos que incluyó un divertido concurso de picar almendras, un concurso fotográfico temático sobre almendros y paisajes de Corona, paseos en carro y en ponis, demostraciones de jocs pagesos o degustaciones de postres caseros y de productos típicos, entre otras interesantes propuestas con las que aprovechar la visita. Paseando por la finca, más de un curioso se sorpendió al conocer in situ los nombres de las más de 30 variedades catalogadas de almendras, como la mollarica, taronjeta, bec de corb, fita, fort blanc, llesca de pa, gall o pau, entre otras, así como algunas desconocidas, cuyos orígenes y variedad se están estudiando actualmente.

Una buena muestra de productos típicos y una completa lección sobre historia de Eivissa, la encontramos en el expositor de Toni ‘El Mahonés’, propietario de la Casa - Museo Etnográfico Es Pujol de Santa Agnès. En su puesto, Toni, ponía a disposición de los clientes, toda una gama de productos locales realizados artesanalmente como licor de hierbas, miel de limonero o de frigola, almendras, higos secos, ciruelas en almíbar, pimientos rojos asados en conserva, aceitunas y cosa llamativa, «plátanos de Corona, que son cultivados en mi casa».

La jornada sabatina, se completó con una comida de convivencia, en la que no faltó el pan cocinado en horno de leña, las coquetes con sobrasada o una gran paella, todo a precios muy populares con la intención de recaudar fondos que serán destinados a la APA del colegio, para que los alumnos puedan financiar parte de sus viajes de estudios.

Con la caída de la tarde, una xacota pagesa con la actuación de Joan Murenu y Antoni Fernández a la guitarra, cerró ayer un programa de actos. Hoy domingo, continuarán celebrándose actividades en la finca de Sa Rota d’ en Coca, contando con el atractivo aliciente de la elaboración y posterior degustación de una sabroso frito de cerdo.

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.