Reconocimiento a la Eivissa de interior

| | Eivissa |

Valorar:
preload
420

13-03-2015

Forada se volverá a convertir este domingo por la mañana en el espejo del mundo rural e interior de Eivissa con la celebración de la cuarta edición de la Fira Rural de ses Quatre Vendes. En total, este año participarán 40 paradas de maquinaria agrícola, artesanía, alimentación o animales con la intención de dar a conocer a los asistentes al centro social de Forada la vida actual de los agricultores, artesanos y residentes en les vendes de Forada, sa Vorera, es Pla y Buscastell.

Además, para esta edición, que se inaugurará a las once de la mañana con la llegada en carro de sa Colla de Buscastell, se han preparado actividades como un suelta de palomas, varias exhibiciones de labranza, artesanía y maquinaria agrícola y pesada, paseos en carro, exposiciones de animales, rifas, y una «monumental» paella a precio popular a partir de las 14,30 horas.
Incluso, la exposición etnológica que se hace todos los años esta dedicada en este 2015 a la gente que vive y trabaja del mar en la isla e incluirá varias sorpresas muy interesantes.

«Una charla entre amigos»

Poco a poco esta feria, que nació hace cuatro años en una conversación entre padres de alumnos del colegio de Forada que querían revitalizar la zona, se ha convertido en una cita obligada durante el mes de marzo en Eivissa. «Aún me acuerdo como si fuera ayer el día en que charlábamos de promocionar el interior de la isla y casi sin darnos cuenta cada vez tenemos más éxito de público de todas las edades», aseguró ayer Paquita Riera, miembro de la Asociación de Vecinos de Forada-Buscastell y una de las impulsoras de este encuentro.
En este sentido, Riera asegura que el éxito de Sa Fira Rural de ses Quatre Vendes se basa en varios secretos. «Creo que contamos con varias ventajas sobre otros encuentros de este tipo, entre ellos la ventaja de realizarla al aire libre, en un entorno privilegiado, y en marzo, cuando las temperaturas son más agradables, pero sin duda creo que lo más importante es que todos los que participamos en la organización somos amigos, familiares y vecinos que nos llevamos muy bien», explicó.

Así mismo, Paquita Riera cree que no hay encuentros parecidos en la isla y que eso también es un punto a favor. «Nuestra feria se centra fundamentalmente en la maquinaría agrícola de todos los tamaños, en los animales, en los productos de la huerta totalmente ecológicos y en las vestimentas que se usaban antaño y sobre todo, se basa en ese DNI tan característico que tiene la gente que vive en estas cuatro vendes tan maravillosas».
Incluso, y sin tener ningún juego específico para los más pequeños de la familia, éstos también se lo pasan en grande en la feria. «Nosotros no tenemos parques infantiles ni talleres como en otros lugares pero si ofrecemos a los niños aire puro, espacios abiertos, contacto con la naturaleza y la posibilidad de ver en directo animales que solo ven en televisión o Internet», afirmó Riera antes de concluir que esta feria es «una magnífica oportunidad para conocer la Eivissa más desconocida».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.