Día Mundial de la Poesía

| Eivissa |

Valorar:
preload
Mario Riera, poeta y dramaturgo ibicenco.

Mario Riera, poeta y dramaturgo ibicenco.

01-03-2015
MENORCA - BEN CLARK, ESCRITOR

Hoy se celebra el Día Mundial de la Poesía, un género literario que desgraciadamente nunca ha terminado de estar de moda tanto como la narrativa. Sin embargo, Eivissa cuenta con una amplia nómina de poetas y poetisas de gran nivel, tanto en castellano como en catalán, dignos herederos del legado que dejó Marià Villangómez, y además, poco a poco, cada vez son más los premios, encuentros y certámenes que se organizan.  

PERIODICO de IBIZA Y FORMENTERA ha hablado con algunos de ellos, para que analicen la situación actual de este arte en la isla, si ven factible vivir de la poesía o para qué recuerden porqué decidieron hacerse poetas. Además, hemos charlado con una de esas poetisas «menos conocidas y más anónimas», María José Maestre, y con los libreros, los que saben de números, estadísticas, nombres y obras. Porque, aunque suene manido, todos los días deberían ser los días de la poesía.


LAS PREGUNTAS

1. ¿Cómo es la situación actual de la poesía en Eivissa?

2. ¿A día de hoy ve posible que se pueda vivir de la poesía?

3. ¿Cómo decidió hacerse poeta?

4. ¿Por qué la gente tiene que leer poesía y no novela?

5. ¿Por qué cree que es necesario usar el lenguaje como herramienta artística?


IOLANDA BONET

1. No es un mal momento para los versos viendo la cantidad de poetas que germinan en nuestra isla. Matilde Bonet en su antología encontró más de setenta. Tal vez entre versos se sostenga mejor la realidad diaria de nuestra existencia.

2. Vivir de la poesía era una opción para algunos hasta hace unos cuatro años. Con los recortes y la crisis, también se han visto recortadas las ansias poéticas de muchos a los que el verso reportaba una cantidad mínima para vivir. Muchos han tenido que encontrar o buscar trabajos mejor remunerados.

3. En ocasiones, la vida sale a versos, aunque la frase suene rimbombante. Cada momento de la vida, cada época tiene su instante poético. Sólo hay que saber encontrarlo.

4. El lector de poesía suele ser diferente del lector de novela. Suele leer más despacio, saboreando las palabras, relajándose en el poema, repitiendo el texto leído, como tomando a sorbos un delicioso café. Mientras, los de novelas de aventuras, por ejemplo, toman por asalto cada página, la devoran con rapidez, y las páginas quedan fusionadas en un contexto general hasta que el libro se acaba. Sería bueno que todos leyésemos de todo.

5. No solo artística. El lenguaje es el instrumento de la paz o el que declara la guerra, el que enamora o el que hiere, el que cansa a los estudiantes y el que conquista en los juegos. ¿Cómo despreciar una herramienta tan magnífica?


BEN CLARK

1. Primero hay que recordar que la presencia de la poesía en la sociedad es mínima y que los poetas son raros, no sólo en sí mismos, sino en el sentido de escasos. A pesar de eso Eivissa puede (o debería) presumir de tener muchos poetas buenos de distintas generaciones. Realmente existe una riqueza que no hay en muchos sitios y habría que potenciarla más.

2. Es fácil vivir de la poesía. Lo único que necesitas es tener, además, mucho dinero.

3. No se decide ser poeta de la misma forma que no se decide que te pique una víbora en el campo. Te pica, sufres, intentas sobrevivir.

4. La gente no tiene que leer poesía. La poesía no es necesaria. Pretender que todo el mundo lea poesía es como pretender que todo el mundo vea Gran Hermano VIP: hay muchas personas sensatas que rechazan ambos extremos y disfrutan de una buena novela.

5. Porque somos lenguaje. No hay nada más. El lenguaje, cualquier forma de lenguaje, nos aleja de la muerte. Es el invento más increíble de la Humanidad.


MARIO RIERA

1. En cuanto a autores hay un buen momento gracias a un grupo que formamos parte de un movimiento interesante y heterogeneo, que atraviesa distintas generaciones y que bebe de las mismas influencias pero con su estilo. Disfrutamos de Julio Herranz o Toni Roca, junto con jóvenes como Ben Clark u otros en su madurez creativa como Bartomeu Ribes. Hay que aprovechar este momento desarrollando más actividades porque también hay cierta dispersión entre nosotros. En temas de publicación el panorama es más sombrío ya que las pequeñas editoriales no reciben casi subvenciones y se piensan mucho publicar poesía.

2. Muy complicado, practicamente imposible. Hay quien lo intenta con traducciones, criticas, colaboraciones, porque aparte de autores muy conocidos, no es una opción viable. La poesía forma parte de un mercado editorial minoritario.

3. Me lo he preguntado muchas veces. Creo que no forma parte de una decisión meditada sino que responde a una necesidad que se genera con el tiempo. Son importantes las influencias que uno recibe pero mantener en el tiempo la necesidad de plasmar en un poema tu visión del mundo tiene mucho que ver con la manera que mejor encontramos para canalizar nuestra creatividad con satisfacción. Hay que aspirar a la belleza de las cosas para ser mejor personas.

4. No es contraponer las dos cosas ya que ambas nos enriquecen y ayudan a cultivar nuestro mundo interior. La poesía tiene el aspecto diferencial de buscar el poder de las palabras a través de las metáforas que dibuja, y gracias a un trazo lingüistico crea un hondo sentimiento en el lector que le deja desnudo ante su interpretación del poema. Mientras, la narrativa es un mundo de historias que toca otras fibras del sentimiento humano.

5. Por el poder evocador de la palabra y las imagenes que crea la combinación de sus significados. Es la magia de la metáfora y la posibilidad de abrir nuevas puertas lo que está en juego. Ese es el sentido del arte en sí y cualquier herramienta para conseguirlo es lícita.


BARTOMEU RIBES

1. Crec que travessa una situació positiva en la diversitat i en la força que mostra, però profundament ambivalent, per no dir que fins i tot negativa, pel que fa als resultats pràctics de la seua vinculació amb l’exterior social d’on neix.

2. Ni és possible ni crec que sigui mica convenient viure-hi, d’ella. En tot cas, es pot intentar viure per a la poesia, en ocasions de forma descontrolada, això sí, o civilitzadíssima, fins i tot, però són usos molts diferents de les preposicions i de la cosa lírica en ella mateixa.

3. La poesia, per sort, no és un ofici socialment acceptable, sinó una espècie de companyia que ens pot dur cap a algun coneixement, o això voldríem. I encara més: sobretot és una presa de consciència bastant definitiva davant la nostra pròpia vida que és també la que compartim amb els altres.

4. Llegir és bàsic tant per a escriure com per a viure una mica millor. Jo no posaria la poesia per damunt de la novel·la o de l’assaig o del teatre o del periodisme. La poesia s’infiltra allí on pot ser-hi de la millor manera, i no és només en els versos, hi ha poesia a la pintura, al cinema, a la música, a la naturalesa; a les contradiccions i als problemes que s’haurien de resoldre, a vegades a les coses més petites i insignificants.

5. El llenguatge és comunicació i l’art és la superació, o una manera d’anular, les imperfeccions de la vida. Sense art i sense llenguatge, la vida seria una anomalia insuportable. Texto en catalán por petición expresa del autor.

 

NORA ALBERT

1. La poesía en Eivissa tiene la suerte de tener un precedente excelente con Marià Villangómez. Hay muchos poetas buenos a pesar de las dificultades que hay para publicar y para se distribuya fuera. Por eso hay que celebrar la iniciativa del Ajuntament d’ Eivissa de sumar a los premios Ciutat d’ Eivissa la poesía, un género siempre minoritario, y destacar los premios Baladre, ya con mucha solera, de l’ IEE.

2. Desde un punto de vista económico, muy raramente. Desde el punto de vista vital, existencial o metafísico yo vivo de ella y lejos de aspiraciones crematísticas la poesía aspira a unas ganancias que vivifiquen, muevan o conmuevan el alma. Y, con suerte, aspiro a algún verso perdurable en el tiempo.

3. Nunca lo he planteado como una decisión. Creo que soy poeta desde niña, por la percepción de lo que va más allá de lo visible, de la superficialidad. Otra cosa es cúando empiezas a dejar fluir sobre el papel y de forma tangible tu propia voz y eso fue más tarde.

4. Cada uno puede escoger lo que más le guste o le convenga según sus gustos y cada género tiene su espacio. La poesía que es la eloquencia del silencio, requiere lentitud y recogimiento, algo contrario al ruidoso vertigen actual y por eso es necesaria. Es estos tiempos es casi una humilde transgresión que sobrevuela las modas y las crisis y es tremendamente humana si entendemos como humano aquellas virtudes que nos tendrian que caracterizar como tales: la creatividad, la consciencia moral y el lenguaje.

5. Tenemos el lenguaje denotativo para expresar la realidad cotidiana, la supuestamente objetiva y el connotativo que es flexible, extensible y generador y no tiene límites. Para mí, el lenguaje artístico no se ciñe al escrito sino a todas las artes y une pensamiento con emoción.

 

JULIO HERRANZ

1. Ya no la sigo tan de cerca como antes, acaso por edad y pereza, pero me parece, por recitales y lecturas de obra nueva (pocas), que sigue en forma y pujante, tanto en catalán como en castellano. A la poesía le sienta bien todo tipo de crisis.

2. Ni actualmente ni casi nunca, salvo en los siglos lejanos de aquellos mecenas que mantenían en nomina a algún vate para que contara y cantara sus glorias. Aunque, como no hay mal que por bien no venga, así se mantiene como la más libre de las artes.

3. No lo recuerdo ya. Fue en la adolescencia, como suele ser habitual, y como forma de dar salida a los sentimientos alterados que me produciría ese raro, complejo y maravilloso fenómeno llamado amor.

4. No son excluyentes, cada género tiene su tiempo y ocasión; pero quien busque intensidad, reflexión, sentimientos, música y lenguaje inspirado, lo tiene más fácil con la poesía. Eso sí, si es buena, le llega y le llena; algo que no resulta fácil de lograr.

5. Porque es nuestro instrumento natural, con el que nos expresamos; y es necesario mantener siempre bien engrasado, dúctil y versátil para que responda a nuestra necesidad, ganas, anhelo y ambición literaria, digamos.

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.