Afrontar al límite un accidente

| Eivissa |

Valorar:
preload
La programación preveía una serie de talleres eminentemente prácticos a lo largo de todo el día. Foto: D.M.

La programación preveía una serie de talleres eminentemente prácticos a lo largo de todo el día. Foto: D.M.

19-04-2015

Los 24 participantes del Curso BS de Formación Mixta para bomberos y sanitarios «no saben lo que les espera», comentaba un sonriente Andrés García en la mañana de ayer.

El gerente de la empresa ibicenca Emergency Staff reunió en Santa Eulària a personal sanitario y de emergencias procedente de Eivissa, distintos puntos de la Península e incluso del extranjero.

«A lo largo del día, les damos formación teórica, pero sobretodo práctica, incluyendo situaciones de estrés diseñadas con el mayor realismo posible para que aprendan a gestionar las circunstancias más difíciles e inesperadas», apuntaba García.
«Se trata de una formación mixta muy interesante porque aúna personal de distintas ramas que en determinadas situaciones debe trabajar coordinada, en equipo», remarcó García.

Los inscritos no conocían el programa al detalle, pero a lo largo de la jornada debían afrontar un simulacro de rescate a una persona atrapada dentro de un vehículo siniestrado, atender a una persona con parada cardiorespiratoria en plena vía pública, evacuar un túnel estrecho de un metro de altura y atender cuanta emergencia se les presentase, por inesperada que fuera.

Así hasta completar una larga jornada que podía alargarse por más de 18 horas, desde las 11:00 horas de la mañana hasta bien entrada la madrugada: «El año pasado acabamos a las 06:00 horas del domingo, quizás esta vez acabemos algo antes», manifestó García.

Entre los participantes se encontraba Carmen Antelo, que trabaja como técnico de emergencias sanitarias en el 061 de Eivissa. Esta malagueña, que llegó a la isla hace dos años, sentía la necesidad de ampliar su formación: «En dos veranos aquí te tienes que espabilar y este curso es ideal», comentaba. Formó grupo con Cristina (de Consultas Externas del Hospital Can Misses) y Nelson (un bombero y enfermero portugués que trabaja en Reino Unido). «Nos meten caña», reconocía Carmen, tras una especie de carrera cronometrada de varios kilómetros durante la cual debían superar algunas de las pruebas del día.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.