Comer otro tipo de carne es posible

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Eric Tortolani con sus platos. Foto: TONI ESCOBAR

Eric Tortolani con sus platos. Foto: TONI ESCOBAR

16-05-2015

La carne de cebra es como la carne blanca; la de cocodrilo se asemeja al pollo o al pescado; la de reno, a la de caza pero más fuerte; la de canguro es como las carnes rojas más sabrosas; la de llama es como la ternera; y la de bisonte es como un solomillo tierno». Así de claro lo explica el chef belga Eric Tortoloni a todos los clientes que se acercan hasta Santa Eulària para cenar en su restaurante Sa Finca. Y es que este cocinero de 48 años, profesor para el Ayuntamiento de la localidad desde hace casi dos décadas, es el dueño de uno de los pocos restaurantes de toda España donde se pueden consumir platos realizados con estas carnes consideradas como ‘exóticas’ en nuestro país.

Sin embargo, su restaurante no es nuevo, ya que lleva abierto más de dos décadas ocupando una antigua casa payesa con vistas a la bahía y las colinas de Santa Eulalia. «Yo me diplomé en Cocina en Bélgica y tras trabajar en mi país, llegué a Eivissa por primera vez hace 18 años para ser el chef de este mismo restaurante durante dos temporadas, hasta que, cuando los dueños quisieron venderlo, decidí deshacerme del que tenía en mi país y comprarlo junto a mi mujer», explica el propio Tortolani con una gran sonrisa.

Asegura que aquello fue como un «flechazo» y que por eso tuvo muy claro desde el primer momento cuál era la idea que quería aplicar a su negocio. «En Bélgica es muy común comer carne de canguro, avestruz o gacela por Navidad, por lo que estamos acostumbrados a preparar este tipo de platos y si a esto le unimos que en Balears no había nada parecido, pues la oportunidad no podía ser mejor para empezar con un negocio nuevo», bromea el dueño de Sa Finca.

Proveedor en Valencia

Sin embargo, los inicios no fueron sencillos debido a la problemática de encontrar un proveedor de este tipo de carnes para Eivissa. Al principio lo halló en Holanda a través de Internet «pero con los problemas que ocasionaba el tener que ir a buscarlo al aeropuerto en persona» y ahora afortunadamente lo tiene más cerca, en Valencia. «La carne de cebra, canguro, bisonte, cocodrilo o camello no es muy fácil de conseguir en España, pero con el paso del tiempo todo es algo más sencillo gracias a que nos hemos conseguido hacer un nombre convirtiéndonos en un referente para un amplio público, tanto entre los residentes todo el año en la isla como los que vienen a pasar unos días de vacaciones», confirmó el chef belga.

No en vano, en Sa Finca se pueden encontrar recetas tan sorprendentes como cebra con salsa de tomillo y nata liquida o canguro bañado con vino y salsa de grosellas, canela y oporto. Y es que aunque parezca imposible, en Eivissa comer otro tipo de carne es posible.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.