125 años del Santísimo Cristo del Cementerio

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen de una procesión con la imagen del Santísimo Cristo del Cementerio.

Imagen de una procesión con la imagen del Santísimo Cristo del Cementerio.

20-06-2015

El 1 de junio de 1890 se repartió una hoja impresa proponiendo la fundación de una nueva cofradía en Eivissa. Debería reunir «el celo y la religiosidad de todos», dar «alientos nuevos a nuestra fe» y «ser testimonio expresivo y permanente de la devoción de esta isla de Eivissa a la Bendita y Milagrosa Imagen del Santísimo Cristo del Cementerio, cuya protección y amparo nos asistieron siempre en nuestras tribulaciones particulares, como en los días de duelo público y general».

Con esta invitación firmada por Jaime Cardona y Juan Torres Ribas (luego obispos de Sión y de Menorca, respectivamente) y el clero parroquial Lucas Cardona y Jaime Clapés, dió comienzo una historia de la que ahora se cumplen 125 años: la de la Cofradía del Santísimo Cristo del Cementerio.

Por ello y para conmemorar esta efeméride, durante este 2015 se han organizado distintas actividades: se quiere inaugurar la capilla de la cofradía aún en restauración, y mañana, a partir de las 19.00 horas se ha organizado una procesión que saldrá de la iglesia y recorrerá el mismo camino del Lunes Santo. «Esperamos que venga mucha gente porque somos una de las cofradías con mayor devoción entre los ibicencos de toda clase y condición, ya que incluso, desde hace muchos años los marineros agradecían al Santísimo Cristo del Cementerio haber llegado bien a puerto haciendo sonar las sirenas de los barcos», recordó ayer su presidente Sebastián Cardona.

Precisamente esta imagen, por la que sienten una gran devoción 280 cofrades, fue colocada en el altar mayor de la iglesia en 1865 «adornado con flores, y un hermoso baldaquino que llevaba impresas la cruz, la corona de espinas, los clavos, el martillo, la tenaza, la escalera, y la esponja con la caña con la que se dio a beber la hiel mezclada con vinagre al Señor», Después, en 1965, se unió la talla del Ecce Homo, obra del escultor valenciano Román.

Ahora, el próximo objetivo de la cofradía es atraer más gente joven. «Vivimos un salto generacional muy importante y por ello necesitamos que nuevas personas se acerquen y sientan esa enorme fe que sólo sentimos los verdaderamente devotos del Cristo del Cementerio». Por ello, Sebastián Cardona anima a que se visite la web, se acuda a la iglesia de Santo Domingo «y se descubra al Santísimo Cristo».

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.