Un pasacalles lleno de raíces

| Eivissa |

Valorar:
preload
La festiva comitiva despertó el interés de todos aquellos que se la cruzaron, quedando inmortalizada en las cámaras y móviles de residentes y visitantes.

La festiva comitiva despertó el interés de todos aquellos que se la cruzaron, quedando inmortalizada en las cámaras y móviles de residentes y visitantes.

08-08-2015

La Associacio Vuit d’Agost celebró ayer en Eivissa su gran noche. Como cada año en la vigilia de Sant Ciriac, la entidad cultural organiza una serie de actos con la mirada puesta en las tradiciones ibicencas, especialmente aquellas que beben directamente de la cultura catalana, cuya incursión en la isla se celebra en estas fechas.

Como en años anteriores, la velada se inició con un pasacalles que congregó a unos centenares de personas en el paseo de Vara de Rey.

La comitiva, que partió a las 20.40 horas del Portal Nou, en el Parque Reina Sofía, iba encabezada por los tambores de los Espiritrons, cuyo estruendo advertía a los viandantes que se avecinaba la cercavila. Seguidamente, dos cabezudos –Pepet y Marieta- saludaban alegremenge e invitaban a la gente a unirse al festivo desfile.

Tras ellos, los Cavallets Conqueridors –cuatro cristianos catalanes, liderados por Jaume I y Guillem de Montgrí, y dos sarracenos- le daban el contexto histórico a la celebración, cerrando el pasacalles el gigante Marià Villangómez, que oteaba la escena desde las alturas con semblante serio. Solo faltó la Colla Castellera de ses Talaies, que finalmente no pudo participar.

Las decenas de personas que iniciaron el recorrido se convirtieron en centenares en el paseo de Vara de Rey, bastante concurrido a aquellas horas. Las terrazas parecían una grada improvisada que en ocasiones dificultó el paso, aunque los voluntarios de Protección Civil se encargaron de que el pasacalles discurriera sin incidencias.

En este punto, Marieta se dedicó a repartir abrazos entre los más pequeños, los caballeros danzaron y los tambores sonaron con furor.

En pocos minutos, se inició el trayecto de vuelta al Portal Nou, situado a apenas un centenar de metros. El objetivo: alcanzar la muralla, donde proseguirían los actos programados.

Así, estaban previstos los conciertos de dos bandas locales: Rels y Projecte Mut.

En el entreacto, el protagonismo debía ser para la Associació de Pageses Emprenyades, entidad encargada de leer el pregón, y Mals Esperits y Esperitrons, que debían poner el fuego en el espectáculo con un correfoc.

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.