El museo de famosos de Labi Champion

| Eivissa |

Valorar:
preload
Juan Mesa, más conocido como Labi, junto algunas de las fotografías y recuerdos que tiene en su casa de Eivissa. Foto: M.F.

Juan Mesa, más conocido como Labi, junto algunas de las fotografías y recuerdos que tiene en su casa de Eivissa. Foto: M.F.

05-08-2015

Algunos lo conocerán como Juan Mesa Guerrero, pero la mayoría lo conocemos como Labi Champion. Nacido en Huércal-Overa, Almería, es el mayor de doce hermanos. Vino a la isla de bien pequeño para vivir con sus tíos Manolo y Miguel. Ibiza lo acogió de inmediato y supo adaptarse perfectamente a la isla y a su situación personal. Fue pasando el tiempo y cuarenta y un años más tarde, sigue aquí como otro ibicenco más. Alegre y sincero, siempre tiene alguna anécdota e historia que contar. Por eso Labi Champion abrió las puertas de su casa a este periódico para conocer su particular museo de famosos.

—Todos te conocemos por Labi Champion ¿De dónde sale tu nombre?

Esto viene de muchos años. Vengo de un pueblo donde siempre ponen motes. Mi padre era el pescadero y le llamaban Labios, de ahí, la familia ‘Labios’. Cuando empecé a jugar a fútbol en Ibiza me conocían como tal hasta que se convirtió en diminutivo, Labi. Fue mi amigo Marc Ostarcevic quien empezó a llamarme Champion, y así me quedé. Labi Champion.

—¿Qué te ha aportado Ibiza?

—Sin Ibiza no podría vivir. Aquí tengo a mis tres hijos, mi Labi Jr, Malibú y toda su familia, a quienes les tengo tanto cariño que me dan vida de día y Keeper, donde también me tratan divinamente y me da la energía de noche. Estoy muy feliz en los dos sitios, hay muchos sentimientos de por medio. Soy relaciones públicas e imagen de estos lugares y me hagan la oferta que me hagan, nunca dejaré de estar a su lado. Ibiza es mi isla, es mi patrimonio, aquí soy feliz y me considero un gladiador de la isla. Me encantaría tener tres carreras pero Dios me ha dado lo que tengo y tengo claro que si tuviera la oportunidad de volver a nacer, me gustaría volver a ser Labi porque soy feliz con mi vida y aquí en Ibiza.

—¿Cómo es Juan Mesa?

Soy una persona humilde, considero que siempre voy de frente, no tengo dos caras, yo soy el Labi. Si tengo tantos amigos siendo como soy, por qué voy a cambiar. Tengo muchos amigos que si los necesito los tengo, no voy a dejar de ser yo por cuatro ‘manzanas podridas’, a quienes les envío un abrazo y les recomiendo que intenten ser felices. Todos los días doy gracias a Dios de ser lo que soy y tener la familia que tengo. Soy una persona que se considera amiga de sus amigos. Hay gente que tiene mucho dinero y yo tengo muchos amigos. Cuando llevas un sendero y vas con tantos amigos a tu lado es por amistad y lealtad. Pero hay mucha gente que no lo quiere entender. A quien se lo debo todo es a mi ‘Meloncilla’, así es como llamo a mi pareja, Mari Carmen. Ella es quien lleva nuestro timón. Hace que la conozco 20 años pero llevamos seis de preciosa relación. Para mí es una mujer diez, sabe aguantar a su Labi. Es a ella a quien le brindo esta entrevista. También tengo a mi sol, mi hijo, 24 años de felicidad junto a él. Tengo que darle las gracias a Paquilla, su madre, por haberme hecho el mejor regalo.

—Ibiza te ha abierto las puertas en todos los aspectos y sobre todo, aquí has conocido a muchas personas y entablado muy buenas amistades.

La persona que más admiro, más respeto y más quiero, junto a su familia, es mi Camachín (José Antonio Camacho). Siempre repito la misma frase pero no me cansaré de decirla. Él me ha abierto todas las puertas. Les tengo que agradecer a él y a toda su familia todo lo que soy. Lo que quieren a mi hijo, y todo lo que han hecho por mí. Gracias a él he conocido a gente maravillosa que se han convertido también en amigos.

—No debe ser fácil compartir vacaciones con amigos y sentir que os persiguen a todas horas.

Es injusto el acoso que reciben los famosos que vienen a veranear a nuestra isla. Estoy muy agradecido porque Paula Echevarría y David Bustamante compartan sus vacaciones con Mari Carmen y conmigo. Hacen una publicidad maravillosa de Ibiza, les encanta disfrutar de la isla y todos los planes que ofrece. Es increíble lo bien que hablan de las Pitiusas y todos sus rincones. Son personas muy mediáticas y arrastran muchos fotógrafos y paparazzis, pero al fin y al cabo son seres humanos. En una semana que han estado en Ibiza, los paparazzis les han perseguido 24 horas sin respetar horarios ni situaciones. Por otro lado, Marc Márquez, campeón del mundo de motos, junto a su hermano Álex y su equipo mecánico, se lo han pasado bomba. Pretenden volver el año que viene, la gente lo atiborraba por su fama, pero al fin y al cabo han podido disfrutar de nuestra isla. Les ha encantado Ushuaïa donde se lo han pasado bomba.

—Muchas personas creen que sacas beneficio de ello… ¿Qué puedes decir ante eso?

Me han ofrecido dinero por hablar de mis amigos, en mi situación sería muy fácil hacerlo, pero jamás lo he hecho ni lo haré. Soy amigo de mis amigos y confían en mí. Aquellas personas que creen que gano dinero con eso, que pregunten a quien quieran. En España, ante la dignidad y el dinero, por desgracia lo segundo es lo primero. Yo me quedo con la dignidad. La vida a veces te cierra puertas pero a la vez, otras se abren. Pero con el tiempo y esfuerzo, siempre se sigue adelante. Soy muy feliz de estar donde estoy. Vivo honradamente, con mi piso hipotecado, un hijo maravilloso, unos amigos increíbles que me adoran y me quieren. Estoy feliz con mi familia y destaco a mi hermano Pepe, mi ‘Tarzán’. Pero sobre todo soy feliz con mi ‘Meloncilla’ y con mi madre, quien está de visita aquí unos días y a quien le mando un abrazo enorme.

—Tu casa se ha convertido en un museo. Debes de estar muy orgulloso de tus amigos.

Mi casa se ha convertido en un museo de amigos. En cada una de estas fotos hay una historia y por detrás de esas historias, hay una amistad muy grande. Mi casa se ha convertido en un rincón que me transmite muchos recuerdos y sentimientos. Muchas veces mi hogar se convierte en el punto de reunión de mis amigos. Me encanta preparar la cena para ver con ellos partidos de fútbol. Camacho, Fernando Hierro, Villa, Casquero, Kiko Narváez son algunos amigos a quienes les gusta venir a mi museo.

—Siempre intentas ayudar y organizar partidos solidarios. ¿Es fácil reunir a tanta estrella?

Mis amigos siempre están dispuestos a ayudar y colaborar. Siempre intento ayudar en todo lo que puedo y sobre todo con partidos benéficos. Las instituciones como Consell, Ayuntamientos y la Fundación Abel Matutes me han ayudado a que todo sea más fácil. Pero desde aquí me gustaría dar un pequeño grito a la Federación de Fútbol para que echen una mano y ayuden a que estos partidos crezcan y vayan a más.

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.