Una oda a la mujer en Destino Fashion Sunset

| Eivissa |

Valorar:

Destino Fashion Sunset cerró ayer su temporada del 2015 con un closing dedicado a la figura femenina. Una oda a la mujer que pone punto y final a un verano «que ha supuesto el despegue y la consolidación de este evento», según comenta su creador, Fernando Pablo Link, «ha sido un año ampliamente satisfactorio porque Eivissa necesitaba moda de alta gama, era una cuenta que tenía pendiente. Además, los diseñadores internacionales no veían antes a la isla como un destino probable y se van de aquí muy contentos».

Hablamos también con Angie Reyn, estilista de moda, cuyo papel es contactar con los diseñadores y ponerse de acuerdo con ellos en el mensaje conjunto que pretenden transmitir, estudiando siempre el lugar y público al que va dirigido. Ella nos explica los desfiles de la tarde, «en el closing hemos querido hacer una mezcla para mostrar tendencias, no centrarnos en un sólo diseñador, sino darle protagonismo a diseñadores noveles también consagrados; abrir un poco esa puerta y aunar fuerzas para mostrar lo que son los diseñadores emergentes».

Tres jóvenes diseñadores

De esta manera, nos encontramos con una pasarela que combinó tres firmas jóvenes que mostraron las piezas claves de sus últimas colecciones.

Comenzando por Visitación Villar, que distribuye también fuera de España y ha desfilado en varias pasarelas, la última, Pasarela Costura España. Presentó una colección de alta lencería, muy fina, cuidando mucho los detalles y centrándose en los acabados; con camisones largos hasta los pies y batines cortos. Pijamas de seda con transparencias y colores claros, oscuros, ocres y pasteles.

Natalia Poza sería la segunda diseñadora en desfilar con su colección prêt à porter, «es para una mujer femenina, ella lo define como una obra a la feminidad, una mujer que se quiere ver bien pero sin pretender llamar la atención. Siempre desde una perspectiva elegante». Vestidos color crema con detalles de colores vivos que rompían la homogeneidad. Contrastes de rojos y negros e incluso se atrevió con estampados de leopardo. Tirantes, mangas largas, espaldas al aire pero respetando siempre la regla de corte por encima de la rodilla.

Se cerró la sesión con un talento internacional, Marcos Souza, que tiene colección en Madrid y Brasil. «Se trata de una colección de alta costura. A él le encanta la mujer real, femenina y segura de sí misma, pero siempre exaltando la sensualidad». Una colección elegante de puesta de largo donde también hubo lugar para las transparencias, las gasas, los brillantes y los vuelos.

Destino Fashion Sunset no dice adiós, sino hasta luego, pues ya se están preparando para el 2016, donde la idea que se baraja, como explica Link, es dedicar cada semana a un diseñador potente Cibeles y otro Adlib y que ambos se conozcan. Tienen en mente continuar por la senda de este año, pero extrapolarlo aún más, «incluso crear una fashion week aprovechando los meses de julio y agosto, dando más protagonismo a cada diseñador y potenciando la moda nacional e internacional», finalizó Reyn.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.