Ibicencas a la conquista de televisión

| | Eivissa |

Valorar:
preload
La joven ibicenca Carlota Bonder en una imagen promocional de ‘Top Chef’.

La joven ibicenca Carlota Bonder en una imagen promocional de ‘Top Chef’.

11-09-2015

Carlota Bonder y Andrea Palau compiten durante estas semanas por demostrar quién de las dos es la ibicenca más famosa de la televisión de nuestro país. Sin embargo, lo hacen de muy distintas maneras, la primera tras los fogones del programa de cocina Top Chef de Antena 3 TV, y la segunda como candidata a conquistar el amor de uno de los participantes en el concurso Mujeres y hombres y viceversa de Telecinco.

Cocinera

Carlota Bonder es una de los trece finalistas que particpa en el concurso culinario en el que el jurado está compuesto por los cocineros Susi Díaz, propietaria y chef de La Finca, en Elche, y con una estrella Michelin en su haber, Paco Roncero, muy conocido en Eivissa por ser el responsable de los elitistas restaurantes de Eivissa Sublimotion y Estado Puro, y Alberto Chicote, uno de los pioneros en mezclar la cocina, las nuevas tecnologías y el show en televisión.

Según se recoge en la página web del programa Top Chef de Antena 3 TV, Bonder decidió abandonar el colegio con 15 años porque tenía muy claro que quería formarse como cocinera y durante algún tiempo alternó sus estudios como ayudante de cocina con su primer trabajo en un pequeño restaurante. Posteriormente, trabajó como ayudante de cocina en El Hostal hasta que con 18 años hace un monográfico de cocina japonesa en Barcelona y vuelve a Eivissa para formar parte del proyecto de su hermana en una empresa de servicios de lujo llamada Bonder & Co. Ibiza, donde se ocupa de la restauración como chef privado. A sus 27 años, Top Chef destaca de ella que su estilo es «la cocina asiática fusionada con la mediterránea, su cocina es de mercado con una vuelta pero respetando el producto y asegura que en sus platos no puede faltar el aceite de oliva, los aromáticos, y la leche de coco».

Por último, asegura que le gustaría ganar el concurso que se emite todos los miércoles por la noche y que en su regreso hace dos días a las pantallas conquistó a más de 2,3 millones de espectadores, «para demostrarse a sí misma lo que vale, y para que a las mujeres cocineras se las valore mucho más».

No logró el amor de Julen

Por su parte, el paso por la televisión de la joven Andrea Palau es bien distinto. Ella no está tras los fogones sino detrás, metafóricamente, de Julen, uno de los protagonistas del peculiar programa de Telecinco Mujeres y hombres y viceversa (MYHYV).

La concursante, nieta del expresidente del Consell, Pere Palau, y que trabaja en un hotel familiar de la isla mientras empieza a estudiar Educación Infantil, entró en el programa para conquistar a Julen a principios de este mes y ya ha conseguido su primera cita con el tronista. Sin embargo, no consiguió su objetivo ya que Julen se marchó, ayer, en su final solo y sin novia «porque no había conseguido ilusionarse».

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.