Unidos contra el cáncer

| Eivissa |

Valorar:
preload
En la velada no faltaron las notas musicales a base de folk del grupo Lost Mountain Orchestra. Foto: ARGUIÑE ESCANDÓN

En la velada no faltaron las notas musicales a base de folk del grupo Lost Mountain Orchestra. Foto: ARGUIÑE ESCANDÓN

27-09-2015

Eivissa es una isla volcada con los proyectos solidarios. A lo largo del verano se han realizado varios eventos benéficos y ahora estrena el otoño con una cena de gala para recaudar fondos para la Asociación Ibiza y Formentera contra el Cáncer (IFCC). Por segundo año consecutivo se organizó este evento que consiguió reunir a más de un centenar de personas y cuyos beneficios, obtenidos del precio del menú, fueron íntegramente donados a la ONG pitiusa.

El restaurante La Casita, de Santa Eulària, volvió a ser el escenario donde se llevó a cabo esta cena, con un coste de 40 euros por comensal, a la que acudieron tanto españoles como ingleses con el fin de brindar apoyo y recursos a los enfermos de cáncer y a sus familiares. Así lo explicaba Helen Watson, presidenta de la Asociación: «Éste es un evento más de los que hacemos a lo largo del año para recaudar dinero, aunque el más grande es siempre el de navidad. Además, todo el dinero va a un fondo común y después se reparte entre los proyectos que tenemos cada año».

Más de 100 personas acudieron a este evento celebrado en el salón de La Casita, decorado con tanto mimo y detalle, que nada tenía que envidiar a uno de bodas.

Luces tenues en una carpa que recreaba un ambiente cuidado, donde las sillas y mesas fueron forradas de mantelería blanca, y los globos escogidos del color morado que  representa la lucha contra el cáncer. Una velada donde no faltaron las notas musicales de la orquesta Lost Mountain Orchestra, que entonó la noche a base de folk con ritmos country.

Tras la cena de tres entrantes, segundo plato y postre, que corrió a cargo del restaurante La Casita, tuvo lugar la rifa, con la cual se recaudaron otros 900 euros, donde se sortearon hasta ocho regalos: tres vouchers de cena para dos personas en restaurantes de Eivissa, una cámara de fotos, una botella de vino, una vela, un CD y un collar de la diseñadora de joyas Elisa Pomar, siempre dispuesta a colaborar en estas causas.

La noche se cerró con un baile, porque como afirmaba la propia Watson, no quieren asociar el cáncer con algo oscuro, sino una fiesta para pasarlo bien, recaudar fondos y celebrar que estamos sanos y vi vos. Se despidió de todos agradeciendo su asistencia: «Gracias por brindarnos su apoyo, que es el que nos ayuda a seguir colaborando con las víctimas de cáncer en Eivissa y Formentera».

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.