La Vía Láctea sobre Formentera

| Eivissa |

Valorar:
preload
357

29-10-2015

Las fotografías expuestas en la Sala Municipal de Exposiciones de Sant Francesc Xavier solo cubren una tercera parte del espacio y el tamaño de las mismas es «normalito», pero así y todo la muestra Formentera Nocturna deja con la boca abierta al espectador.

La autora de estas instantáneas, Alexandra Peña Prieto, es de Huelva y viene a la isla desde hace casi un lustro para trabajar durante la temporada de verano como camarera y por las noches sale a recorrer, cámara y trípode al hombro, diferentes puntos de la geografía de la isla con un objetivo claro; capturar el cielo de Formentera.

«Me encanta la noche y su cielo y aquí en Formentera con la escasa, casi nula, contaminación lumínica es un placer disfrutar de lo que nos ofrece el universo», comenta la fotógrafa.

Alexandra apunta que a raíz de ver estos cielos, «comencé a estudiar sobre iluminación y fotografía en la escuela León Ortega de Huelva y a investigar sobre Astronomía para poder ubicar las constelaciones y estrellas que nos rodean». Una tarea que continúa en invierno, «cuando me voy a Laponia a fotografiar auroras boreales y ver como las estrellas cambian de posición, lo que me hace mucha gracia a pesar del frío que tengo que soportar que hasta me congela las pestañas y si me descuido me hiela a mí y a la cámara».

La joven fotógrafa, que no puede negar ser andaluza por la enorme gracia que le pone a la hora de explicar sus experiencias, estudió «para no perder calidad en las imágenes» y reconoce que, «la experiencia de recorrer la isla de noche me ha encantado; atravesar el campo en La Mola, ir a Can Marroig y a visitar los molinos, las antiguas torres de vigilancia y los faros ha sido toda una experiencia».

Alexandra Peña Prieto confiesa haber perseguido algunas tormentas eléctricas para captar las imágenes, «aunque lamento no haber podido fotografiar esos pequeños tornados que se producen en el mar porque desgraciadamente estaba trabajando».

En cuanto a material técnico, la joven fotógrafa utiliza una cámara Canon 6 D, objetivo 24-70 y con un tiempo de exposición que no suele superar los 30 segundos y con un diagrama muy abierto en un 2,8 de apertura para captar al máximo la luz.

Editar un libro

Además de esta exposición, la artista tiene prevista la edición de un libro sobre las técnicas a la hora de fotografiar auroras boreales. «Quiero no solo mostrar las fotos sino también trasladar mi experiencia a otros fotógrafos para brindar instrucciones para que la cámara no se les congele y recordarles que primero son ellos y luego la foto que quieren sacar, recordándoles que las temperaturas frías en la zona son extremas».

Después de la próxima experiencia que tiene previsto llevar a cabo en Finlandia, Alexandra Peña Prieto se propone, «seguir explorando sobre la fotografía de paisajes y, poco a poco, añadir la figura humana».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.