Miquel Costa: «El premio es un aliciente más para trabajar por las Pitiüses»

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Miquel Costa en una foto de archivo durante una celebración del Día de Sant Jordi en Vila. Foto: TONI ESCOBAR

Miquel Costa en una foto de archivo durante una celebración del Día de Sant Jordi en Vila. Foto: TONI ESCOBAR

11-11-2015

Miquel Costa i Costa, editor y responsable de l’Editorial Mediterrània, vive desde hace unos días en un estado que es una mezcla de felicidad y emoción. Y es que no todos los días uno es galardonado con uno de los prestigiosos Premi d’Actuació Cívica que otorga la Fundació Carulla.

Y eso que tal y como explicó ayer el protagonista a PERIODICO de IBIZA Y FORMENTERA cuando recibió la llamada no se lo creía. «Cuando descolgué el teléfono creí que era uno de esos vendedores que te llaman para engañarte si compras algo y menos mal que terminé por escuchar a la persona del otro lado porque a lo mejor me hubiera quedado sin premio», bromeó.

El premio de la Fundació Carulla reconoce el trabajo de Costa en la promoción de la cultura y la lengua de las Pitiüses. Sin embargo, este hombre de sonrisa sincera y verbo directo, nacido en Santa Agnès en 1962, sigue fiel a si mismo. «El galardón no me va a cambiar sino que es un aliciente más para seguir trabajando con humildad y con seriedad por defender nuestro idioma, nuestra cultura, nuestras tradiciones y nuestra historia», explicó.

«Seguiremos igual»

En este sentido, Costa, que creó la Editorial Mediterrània en 1991 y que en marzo de este año dejó en manos de Vicent Marí Costa su famosa librería en la Avenida de España de Vila después de dos décadas, no se considera ningún ejemplo. «Quiero que quede bien claro, no soy un ejemplo, simplemente soy una persona que ha trabajado y seguirá trabajando porque se editen todo tipo de publicaciones relacionadas con las Pitiüses, desde novelas a ensayos, pasando por cuentos infantiles o poemarios en nuestro idioma, y más después de estos últimos cuatro años de gobierno Bauzá, donde hemos vivido un tremendo retroceso».

Por ello asegura que los 5.000 euros del Premi d’Actuació Cívica los destinará a editar algún libro más el año que viene. Eso sí, fiel a su filosofía, y «desde un punto de vista local, con tranquilidad y sin querer abarcar más de lo que podemos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.