Mercadillo de trueque y reciclaje

| | Eivissa |

Valorar:
preload
La llegada de repente del invierno no invitaba a estar en la calle, pero los pequeños se lo pasaron a lo grande. Foto: ARGUIÑE ESCANDÓN

La llegada de repente del invierno no invitaba a estar en la calle, pero los pequeños se lo pasaron a lo grande. Foto: ARGUIÑE ESCANDÓN

22-11-2015

Ayer se daba comienzo a la Semana Europea  de la Prevención de los Residuos, por eso, en todo el continente se van a llevar a cabo actividades para concienciar a mayores y pequeños sobre la importancia de la reutilización. En el caso de Eivissa, este primer encuentro con los materiales reutilizables tuvo lugar en la plaza de Antoni Albert y Nieto desde las 10 de la mañana. Donde varios puestos se reunieron para formar un mercadillo de trueque y segunda mano, organizado por el Consell d’Eivissa y donde participó el Ayuntamiento de Vila.

Entre los presentes se encontraba el Conseller de Medioambiente, Miquel Vericad, quien nos explicaba la iniciativa llevada a cabo, «todas las instituciones europeas están realizando actividades esta semana para incentivar la recogida de residuos selectivos. Interesa no sólo el concepto del reciclaje, sino también la reutilización, la concienciación de generar menos residuos y de darles una segunda vida a los generados».

Y, a pesar del tiempo desapacible, hubo un goteo continuado de gente y niños para los que se organizaron actividades con el objetivo de potenciar la reutilización de objetos usados y el consumo responsable para prolongar la vida útil de los productos. Así, se elaboraron talleres para decorar chapas con imanes para la nevera, dibujos... Presentes estaban también asociaciones como la Cruz Roja, que llevan ya 3 años participando, quienes idearon talleres para convertir envases de Actimel en maracas o en mangos de combas.

«Nosotros estamos en el departamento de medioambiente de la Cruz Roja y lo que hacemos es intercambiar libros y juguetes, para que no tengan que comprar otros nuevos y así no haya que talar más árboles», explicaba Lola Herrero, voluntaria. Claro que también aceptaban donativos en el caso de que alguien no llevara material para intercambiar. Igualmente repartieron plantas para usar las huchas de plástico de Cruz Roja como maceteros.

De reutilizar materiales saben mucho las dueñas del negocio ‘Boy boy’, quienes tenían su puesto de artesanía con productos a la venta. «Todo lo que ves está hecho con sacos reciclados de cemento, arroz y piensos animales». Se trata de un negocio en el que compran directamente a la familia que los produce en Camboya por medio de comercio justo.

También estuvo presente la Associació de Dones Progressistes para recolectar calzado que pintarán de rojo para la concentración del 25 de noviembre, Día Mundial contra la Violencia Machista. «Hoy recogemos zapatos que después pintaremos, porque simbólicamente representamos a las víctimas. De esta manera les damos una segunda vida a los zapatos como apoyo a una denuncia social», comentaba su presidenta Beatriz Torreblanca, quien añadió que después los llevarán a una Deixallería para que su reciclaje sea completo.

Y aunque, tal y como apuntó Vericad, no se llega a la tasa de excelencia en recuperación y reutilización, cada año, las cifras de deixalleria móvil, fija y los volúmenes totales en la estación de transferencia, van subiendo sostenidamente. 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.