Los compadres del ‘gerret’

| Eivissa |

Valorar:
preload
La etiqueta Peix Nostrum identifica el pescado capturado en nuestras aguas. Foto: D.M.

La etiqueta Peix Nostrum identifica el pescado capturado en nuestras aguas. Foto: D.M.

27-02-2016

El gerret está acaparando estos días todos los focos de atención con una gran campaña que ha lanzado la marca de pescado local Peix Nostrum. A las degustaciones que arrancaron ayer en los principales mercados y grandes superficies de las Pitiüses, le seguirá la II Feria del Gerret, el próximo sábado 5 de marzo en Santa Eulària. Por si fuera poco, esta especie vivirá su particular quincena fantástica con una reducción en su precio, ofertándolo a siete euros por kilogramo, un importe que se mantendrá hasta el 12 de marzo. No obstante, el gerret no es el único pescado que nada en nuestras aguas. Éstas nos ofrecen un amplio abanico de alternativas que nada tienen que envidiar al gerret y que, además, también se comercializan a precios moderados. Veamos algunas de las que encontramos en las pescaderías del Mercat Nou de Vila.

En Pescados Daniel nos topamos con el sorell, también conocido como jurel, un pescado que se adapta a todos los bolsillos, pues solo cuesta 6,00 euros por kilogramo, aunque el responsable del mencionado puesto nos señala que está «a punto» de bajarlo «a tres o cuatro euros». Toda una ganga que podemos preparar confitado o frito con salsa de tomate, tal y como se sugiere en el librillo de recetas tradicionales Peix Sí! que editó el Consell d’Eivissa hace un par de años.

En el puesto de enfrente nos proponen la bacaladilla, otra variedad barata –solo cuesta 6,90 euros/kilo– que se asemeja a la merluza. «Póngame un par», solicita precisamente una clienta, que aclara que la prepara enharinada y frita. «Sale muy rica», agrega.

Por otro lado, en este mismo puesto, como en el resto de pescaderías, también disponen de morralla. Su precio es de 10,00 euros/kilo, aunque «a veces lo bajamos bastante, por debajo incluso de lo que nos cuesta», explica amablemente la pescadera mientras atiende a la clientela.

Otra opción es la bruixa, variedad que también se denomina gallo, reconocible por ser un pez muy plano que tiene ambos ojos al mismo lado. En la pescadería de Carmen Moya se comercializan a 18,80 euros. Conviene no confundirlo con el gallo de San Pedro, más cotizado y que estos días se vende en otros puestos del mercado a precios que van desde los 34,00 a los 39,00 euros.

Más allá del pescado, pero fruto de mar al fin y al cabo, el calamar y la sepia ocupan un lugar propio en la gastronomía popular de nuestras islas. Además, son propios del invierno, aunque no hayan bajado mucho las temperaturas. Su precio en los mercados locales se acerca, sin llegar, a los 20 euros/kilo, aunque cuanto más reducidas sean las dimensiones de sus ejemplares tanto más baratos los podremos encontrar. «Los grandes los vendemos a 18 euros y los pequeños a 15», explica un pescadera.

«A nosotros cuestan lo mismo unos y otros, pero el cliente no pagaría lo mismo por los pequeños», detalla.

En este caso, el recetario que incluye calamares y sepias es tan abundante que requeriría un artículo entero dedicado a ello. Quizás sea en otra ocasión.

Un capítulo aparte merece también el marisco. En el Mercat Nou de Vila encontramos ayer gambas ibicencas de calibre mediano a precios que oscilan entre los 42 y los 44 euros/kilo. Asimismo, cangrejos y cigalas coincidían en un importe más asequible, costando ambos 18,00 euros/kilo.

 

 

 

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.