La gargantilla más famosa de los 90

| Eivissa |

Valorar:
preload
420

03-01-2017

Que los 90 están de moda es toda una realidad, y uno de los revivals más característicos de aquella década tan amada y odiada al mismo tiempo es el de los chokers o gargantillas, en castellano.

Los chokers están arrasando en la moda femenina y se han posicionado como una de las principales tendencias estando presentes en todas las tiendas, escaparates, desfiles y editoriales de moda.

Esa gargantilla noventera que a golpe de streetstyle ha alcanzado la cima de las tendencias en accesorios para el cuello. La reina de una década de estrellas del rock and roll y el grunge. Se trata simplemente de un collar ajustado al cuello que ahora admite numerosas versiones: el básico en color negro, joya, metalizado, con charms, de colores, encaje, etc.

Las primeras en llevarlo fueron las mujeres francesas del siglo XVIII que utilizaban finas tiras de terciopelo y encaje decoradas con camafeos.

Es durante la Revolución Francesa cuando se marca por primera vez la popularización de este tipo de collares. Las francesas comenzaron a atarse cintas rojas alrededor del cuello como homenaje a aquellos hombres que encontraron la muerte en la guillotina. Un siglo más tarde, las meretrices de la época envolvían sus cuellos en finas cintas negras convirtiéndolas en parte de su uniforme.

El término collar de perro o collier de chien se hace popular en el siglo XIX. Este tipo de complemento estaba reconocido como un objeto de la élite ya que los mejores incorporaban elementos de lujo como diamantes, perlas, terciopelos y encajes y eran hechos a medida para adaptarse perfectamente al cuello de quien lo fuera a llevar.

Posteriormente tuvieron un breve paso por la década de los 40 para volver con más fuerza que nunca en los 90.

Solemos decir que todo vuelve y, de igual modo, nada muere pero sí se transforma. Prueba evidente de ello son el regreso en estas dos últimas temporadas de los crop tops, el terciopelo y los chokers entre otras tendencias rescatadas del pasado.

Aunque nuestros augurios no alcanzaban más allá de la visión de un choker minimalista, la realidad es que no han dejado de reinventarse una y otra vez presentándonos una amplia y variada cantidad de formas, estilos y tamaños donde poder elegir el que mejor se adapte a nuestro look.

Los más populares (y mis favoritos) son los de cinta negra, satén, terciopelo y tela.

Es un accesorio ideal para aquellas que buscan lucir algo simple y minimalista. También hay que decir que es mejor no recurrir este complemento si no tienes el cuello largo y fino ya que de no ser así, parecerá que tienes el cuello aún más corto.

Para un look atrevido y alternativo, combínalo con prendas de color negro. Si prefieres darle un aire más romántico, puedes llevarlo junto con prendas de encaje claro o telas vaporosas de seda.

Lo mejor de los chokers es que se pueden combinar casi con cualquier look.

Para verte más estilizada y conseguir que la gargantilla resalte apuesta por prendas como tops o camisetas con escote en pico o camisero, palabra de honor o con los hombros al descubierto.

Si vas a llevar el cabello suelto, opta por un choker delicado y simple. Si quieres llevar un modelo más recargado, lo ideal es que lleves el cabello recogido.

Tras la antesala invernal de este complemento, la próxima primavera-verano los veremos posicionarse como los nuevos collares de moda. Los hay en infinidad de colores, tejidos y diseños ya que todos los grandes diseñadores han caído rendidos ante ellos.

Firmas como Balmain o Elie Saab adoptan notas de mayor sofisticación apostando por modelos rígidos elaborados con metales y cueros. La casa Etro propone delicados collares en tela de seda estampada con dibujos florales. Por su parte, Christian Dior se decanta por gargantillas rematadas con charms metálicos. Las opciones son tan variadas que es imposible no encontrar uno que se adapte a ti, sea cual sea tu estilo.

TIPS

Cómo llevarla. Solo o combinada con otros collares de distintos largos y materiales para darle un toque rockero a tu look.

Maxi ‘chokers’. Con prendas de escote en V. Lo ideal es llevarlos con looks sencillos y neutros.

Turtleneck dikie. Así es como se llama la versión de choker que simula un falso cuello alto. Mi recomendación es que lo elijas del mismo color de la ropa con que lo vayas a combinar.

Minimalistas. Es el más sencillo de todos, suele ser bastante fino y no va a sobrecargar tu look, así que puedes combinarlo con multitud de camisetas, blusas, vestidos y camisas.

Y recuerda, la próxima vez que hagas limpieza en tu armario, ten en cuenta que prendas y complementos que ahora das por finiquitados pueden regresar cuando menos te lo esperes… ¡y los vas a necesitar!

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.