Pañuelos al cuello, dura competencia para el collar

El armario de Zaida

|

Valorar:
preload

14-02-2017

Las semanas de la moda de París, Londres, Milán o Nueva York son siempre el mejor escaparate para tantear qué es lo que se va a llevar durante las próximas temporadas. Además de poner el ojo en la pasarela no hay que perder de vista a las bloggers y fashionistas que recorren la ciudad de un lado a otro para acudir como espectadoras de primera a los desfiles más top, ya que hoy en día son ellas quienes realmente influyen en la moda. A veces, que un look deje de ser algo anodino tan sólo depende de un pequeño gesto que lo cambia todo. Y precisamente eso es lo que podremos lograr si ponemos en práctica una de las últimas micro tendencias que está triunfando y que no consiste en otra cosa que atarse un pañuelo al cuello. Un sencillo tip que le dará fuerza a tu outfit.

Los pañuelos son una de las prendas más clásicas de la historia que durante la misma han sido usados de mil y una maneras. Fue a partir de 1930 cuando este complemento tomó partida en el mundo de la moda en el momento que la firma Hermès hizo famosos sus exclusivos diseños de seda con llamativos colores y estampados. El pañuelo pasó por la cabeza, el cuello y hasta la cadera a modo de pareo y durante las décadas de los 50’s y 60’s adquirieron un glamour especial gracias a grandes divas de Hollywood como Audrey Hepburn o Grace Kelly.

Hoy en día este complemento también es conocido dentro del universo fashion como neckerchief. Se dice de él que es la «evolución del choker en forma de pañuelo». Los hemos visto en los desfiles de las firmas más deseadas y cómo no, las cadenas low cost no han tardado en incluirlos en sus últimas colecciones. Emilio Pucci presenta escuetos pañuelos perfectamente enroscados al cuello con un minúsculo nudo mientras que Gucci permite que sobresalgan sus puntas y Paul & Joe no duda en combinar el estampado de sus blusas con el de este complemento.

No es más que un pequeño pedazo de tela que suma puntos convirtiendo un sencillo outfit en una combinación inspiradora. Generalmente los encontrarás con un tamaño más bien pequeño, cortos, cuadrados y estampados, un poco al estilo cowboy o scout. Uno de los favoritos por excelencia es el típico noventero de color rojo o azul y estampado en blanco.

También es importante que el largo del pañuelo concuerde con nuestra estatura y proporciones. Su principal aliado son los tops con los hombros al descubierto y las camisas, aunque también le dará un toque muy especial a tus camisetas o tops menos escotados. Es ideal para combinar con prendas de tejido vaquero ya que le aportará un aire 70’s a tu look.

Una tendencia que se implanta al mismo tiempo tanto para mujeres como para hombres. No supone una apuesta demasiado arriesgada, es fácil de llevar, apta para diferentes estilos y se adapta a cualquier bolsillo.

¿Qué más se puede pedir?

TIPS

Puedes marcar la diferencia en la imagen que quieras transmitir dependiendo de la forma en que lo ates, el color o el tejido que elijas:

-Anudándolo a un lateral conseguirás un look más sofisticado, dulce y romántico.

Si lo que prefieres es una imagen seria y formal, elíjelo en tejido de seda y del mismo tono que el resto de la vestimenta.
Para un look algo más cañero e informal, átalo con un pequeño nudo dejando que caiga el pico por la parte delantera.
Mi combinación favorita para este complemento son unos jeans pitillo desgastados, camisa masculina en color blanco o azul celeste, stilletos y pañuelo rojo al cuello.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.